El Parlament prorroga los presupuestos con el apoyo de la CUP

04.02.2016 | 04:22
Puigdemont conversa con Junqueras en el hemiciclo.
Puigdemont conversa con Junqueras en el hemiciclo.

El Parlament ha aprobado hoy el decreto ley de necesidades financieras del sector público y otras medidas urgentes en prórroga presupuestaria, con los votos a favor de Junts pel Sí, y cinco votos a favor y cuatro abstenciones de una CUP que ha emplazado al Govern a "desobedecer y dejar de pagar" el FLA.
La prórroga permitirá a Govern y entidades del sector público formalizar operaciones de endeudamiento para cubrir las amortizaciones previstas hasta que no haya nuevos presupuestos, ya que el 1 de enero se prorrogaron de forma automática los de 2015.
Una prórroga que ha sido aprobada con 64 votos a favor -cinco de ellos de la CUP-, cuatro abstenciones de la CUP y 61 votos en contra de Ciutadans, PSC, PPC y una Catalunya Sí Que Es Pot que finalmente ha declinado abstenerse. La CUP votó en contra de estos Presupuestos de 2015, cuando fueron aprobados inicialmente.
El decreto ha sido criticado por la mayoría de la oposición por considerar que el conseller de Economía, Oriol Junqueras, pide "un cheque en blanco" sin asegurar si podrá acordar unas nuevas cuentas, si bien el PSC y CSQEP han "tendido la mano" a dialogar sobre un posible apoyo a los presupuestos, si cambian en sus prioridades.
A pesar de que la CUP ha "facilitado" la aprobación del decreto, ha recordado que "los presupuestos pueden prorrogarse, pero las necesidades de la sociedad no", recordando que las cuentas de 2015 eran "insuficientes" y "sometidas a políticas neoliberales", y avanzando que su posición no significa un apoyo a los presupuestos.
Además, la diputada Eulàlia Reguant ha avisado de que se debe acabar con el "chantaje" de la deuda y ha emplazado al Govern a que "desobedezca y deje de pagar el FLA" (Fondo de Liquidez Autonómica), poniendo en marcha al mismo tiempo un plan B y una estructura que permita "recaudar impuestos directamente, tener resuelta la cuestión monetaria y negociar de tú a tú con el Banco Central Europeo".
Aunque Junqueras no ha respondido directamente a dicho emplazamiento, sí ha sugerido al final de su réplica que "será un placer hablar y repasar, con quienes quieran, tanto los instrumentos de ingresos como las partidas de gasto que podamos modificar".
El decreto también mantienen vigente la línea de avales de 25 millones de euros destinada a las secciones de crédito de las cooperativas agrarias, aprobada en los presupuestos de 2015.
También incluye dos disposiciones adicionales, una en la que se establece la prórroga de determinadas medidas en materia de personal de la administración, como la posibilidad de gozar de excedencias voluntarias con reserva de plaza de hasta tres años; y otra que adecúa la ley del Instituto Catalán de Finanzas a la legislación sobre entidades de crédito vigente en Europa.
El conseller de Economía ha reiterado en varias ocasiones que el de hoy era un debate "técnico" y no sobre los presupuestos, algo que ha negado Antonio Espinosa (C's), que ha recordado que se trata de la sexta vez que se prorrogan los presupuestos, una "anomalía" por la "debilidad" de los últimos ejecutivos y su "falta de apoyos".
Espinosa ha puesto en duda que el Govern pueda hallar apoyos para aprobar unos presupuestos nuevos: "No nos traiga un presupuesto lleno del fum-fum (humo) de la independencia, porque sino al final tendremos que necesitar el FLA-FLA", ha ironizado.
Desde el PSC, Òscar Ordeig ha rechazado la prórroga "de los presupuestos de CDC", pero ha dicho que los socialistas "tienden la mano" y están dispuestos a "buscar complicidades" para las nuevas cuentas si cambian de prioridades, como la búsqueda de un nuevo modelo de financiación o políticas sociales y de empleo.
CSQEP ha votado en contra al "no tener ninguna garantía de que, una vez aprobada la prórroga, no la utilizará durante todo 2016 para evitar presentar nuevos presupuestos", ha dicho Joan Coscubiela, que se ha mostrado abierto al diálogo en base a ejes como "impugnar los objetivos de déficit asfixiantes, aumentar la capacidad de ingresos, rediscutir las partidas de gasto y acabar con las privatizaciones".
Por su parte, Enric Millo (PPC) ha cargado contra la "falta de rigor" del nuevo gobierno y ha pedido a Junqueras que "no nos tome el pelo" al pedir un "cheque en blanco para poderse endeudar, sin saber si tendrá presupuestos en 2016".
Finalmente, Roger Torrent (JxS) ha afirmado que "mientras los presupuestos sean autonómicos, nunca serán los que los catalanes merezcan", y ha dicho a C's de que "los catalanes no quieren ni 'fum' ni FLA, sino democracia para elegir su futuro y sus recursos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook