Forcadell ve impensable que el TC "ataque" la democracia anulando la comisión

02.02.2016 | 11:24
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell.
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha considerado hoy "impensable" que el Tribunal Constitucional (TC) anule la comisión de estudio del proceso constituyente, porque eso supondría un "ataque a la esencia del sistema democrático" y a la "división de poderes" en el Estado.
En un desayuno-coloquio organizado en Barcelona por Fórum Europa-Tribuna Catalunya, Forcadell ha salido al paso de la decisión del Gobierno central de pedir al TC que advierta a la presidenta del Parlament y a los miembros de la comisión de estudio del proceso constituyente de que pueden estar cometiendo un delito.
Forcadell ha tildado de "injustificable" que el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy pretenda anular la comisión: "El Parlament tiene derecho a crear cualquier comisión de estudio, porque están reguladas por el reglamento de la cámara".
"¿Qué tipo de democracia parlamentaria tendríamos si no pudiésemos debatir en el Parlament cualquier tema que afecte a la ciudadanía? En el Parlament hay que poder hablar de todo", ha recalcado Forcadell, que ha asegurado que las comisiones de estudio "no tienen ningún límite competencial" en lo que respecta al objeto de análisis.
Para Forcadell, "es impensable que la impugnación prospere, porque supondría romper la división de los poderes políticos del Estado y atacar la esencia del sistema democrático parlamentario".
La presidenta de la cámara catalana ha acusado al Estado de responder siempre con los "tribunales" a los "retos políticos planteados por Cataluña", una actitud que ha contrastado con la del gobierno británico de David Cameron, que autorizó un referéndum sobre la independencia de Escocia.
Forcadell no se "imagina" que pueda acabar inhabilitada por este asunto, porque el Parlament simplemente está "cumpliendo el reglamento y el mandato de las urnas", y por ello ha invitado a PSC y a Ciudadanos a sumarse a la comisión de estudio: "Lo vería magníficamente bien", ha apuntado.
Su primer reto en esta legislatura, ha dicho, será "defender la soberanía de Cataluña y el mandato democrático surgido de las urnas" en las elecciones catalanas del 27 de septiembre.
Otros retos que ha citado son el "respeto a la pluralidad del Parlament", responder a las "emergencias sociales", impulsar la reforma horaria, poner fin a la corrupción, profundizar las relaciones internacionales y avanzar en la igualdad de género, un asunto sobre el que ha apuntado con disgusto que no hay mujeres entre los nuevos secretarios generales del Govern.
Al coloquio han asistido los consellers Raül Romeva, Jordi Jané, Antoni Comín, Josep Rull, Meritxell Ruiz, Dolors Bassa y Carles Mundó, que se han ausentado poco antes de las diez para dirigirse al Palau de la Generalitat para participar en la reunión del Govern.
En la sala también estaban presentes el expresidente de la Generalitat José Montilla, los expresidentes del Parlament Joan Rigol, Ernest Benach y Núria de Gispert y el presidente del grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, entre otras caras conocidas de la política catalana.
De la presentación de Forcadell se ha encargado de Benach, que ha dedicado unas palabras de aliento a Muriel Casals, la diputada de Junts pel Sí hospitalizada por un atropello este fin de semana: "Muriel, estamos contigo", ha expresado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook