Sánchez avisa a Rajoy de que "abandone toda esperanza" para la investidura

30.01.2016 | 19:18
El secretario general del PSOE, durante la reunión del Comité Federal hoy en Madrid, una cita determinante para ver su margen de negociación para intentar conformar una mayoría de gobierno, en el que se decide también la fecha del próximo congreso ordinario del partido.
El secretario general del PSOE, durante la reunión del Comité Federal hoy en Madrid, una cita determinante para ver su margen de negociación para intentar conformar una mayoría de gobierno, en el que se decide también la fecha del próximo congreso ordinario del partido.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha alertado hoy al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de que "abandone toda esperanza", porque los socialistas no van a "indultarlo con su voto" en la investidura.
Este ha sido el primer mensaje de Sánchez nada más comenzar su intervención ante el Comité Federal del PSOE que debe marcar la estrategia de acuerdos para una futura investidura.
"Le digo a Rajoy que abandone toda esperanza. El PSOE no va indultarlo con su voto", ha anunciado.
Sánchez ha argumentado que la "estabilidad" que necesita España "no la puede dar un partido carcomido por la corrupción" y ha vuelto a reclamar a Mariano Rajoy que "si no se presenta a la investidura, mejor se vaya a casa".
Tras calificar de "trascendente" el cónclave que hoy celebra su partido, el líder socialista ha resaltado que si el partido que tuvo más votos es el que tiene "menos opciones de formar gobierno" es por la "instrumentalización obscena" que ha hecho de las instituciones públicas, por haber confundido "mayoría absoluta con absolutismo" y por la corrupción.
"El PP y la corrupción son como una historia interminable", ha señalado, para a continuación recordar la imputación del partido en el caso de la destrucción de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas, el caso Acuamed y el "nuevo escándalo de saqueo del erario público" del PP valenciano.
Del caso Acuamed, ha apuntado que se "dirige claramente a la Moncloa, afectando a la vicepresidenta del Gobierno por la dimisión de su número tres" y ha advertido de que "también afecta, ya veremos hasta dónde, a todo un comisario, el señor Cañete".
Sánchez, no obstante, ha sostenido que él "nunca" dirá que el PP es un "partido corrupto", porque considera "fundamental que sea un partido fuerte para nuestros sistema político".
Lo que sí ha defendido es que "no habrá regeneración democrática en el país si el PP no pasa a la oposición y renueva sus liderazgos de abajo a arriba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook