Más de doscientas gasolineras venden el diésel a menos de ochenta céntimos

30.01.2016 | 19:18
La bajada de los precios del crudo y, por consiguiente, de los carburantes ha permitido que actualmente más de doscientas estaciones de servicio en la Península y Baleares vendan el diesel a menos de ochenta céntimos de euro por litro. En la foto, gasolinera Galp en la Avenida de Arcentales con el precio del combustible en sus paneles.
La bajada de los precios del crudo y, por consiguiente, de los carburantes ha permitido que actualmente más de doscientas estaciones de servicio en la Península y Baleares vendan el diesel a menos de ochenta céntimos de euro por litro. En la foto, gasolinera Galp en la Avenida de Arcentales con el precio del combustible en sus paneles.

La bajada de los precios del crudo y, por consiguiente, de los carburantes ha permitido que actualmente más de doscientas estaciones de servicio en la Península y Baleares -Canarias, Ceuta y Melilla tienen una fiscalidad diferente- vendan el diésel a menos de ochenta céntimos de euro por litro.
Según los datos del Geoportal del Ministerio de Industria, que recoge información actualizada sobre los precios de venta en todas las gasolineras del país, 9.585 de las 9.677 estaciones de servicio que hay en la Península y Baleares venden el diésel a menos de un euro.
De ellas, casi 3.000 gasolineras tienen un precio de venta inferior a 0,9 euros por litro y algo más de 200, de menos de 0,8 euros. La gasolinera más barata de España, ubicada en la provincia de Salamanca, vende el gasóleo a 0,72 euros por litro.
El abaratamiento de los carburantes también beneficia a los usuarios de vehículos de gasolina, como refleja el Geoportal. Algo más de 150 estaciones de servicio venden la gasolina de 95 octanos a menos de un euro.
Los datos oficiales sobre los precios medios de venta de los carburantes los ofrece semanalmente el boletín petrolero que elabora la Comisión Europea.
El boletín de este semana arrojaba un precio medio del diésel de 0,909 euros por litro, lo que supone una rebaja del 9,64 % desde principios de año y sitúa este carburante a niveles de 2009.
Por su parte, la gasolina cuesta una media de 1,095 euros por litro, un 4,03 % menos que a principios de año y a niveles de principios de 2010.
Los carburantes se han abaratado progresivamente a lo largo del último año y medio a medida que el crudo se desplomaba en los mercados internacionales, si bien no en la misma medida.
Las petroleras defienden que el precio de venta de los carburantes no tiene una relación directa con la cotización del Brent, sino que depende de las cotizaciones de la gasolina y del gasóleo en los mercados al por mayor y que pesan otros factores como el cambio entre el euro y el dólar.
Además, las eventuales bajadas quedan minoradas porque más de la mitad del precio final son impuestos y porque los costes de distribución son fijos.
En cuanto a las diferencias de precios entre unas gasolineras y otras, se deben a muchos factores, entre ellos la competencia en las diferentes zonas, las prestaciones que ofrece cada estación de servicio o la distinta presión fiscal en las comunidades autónomas.
El impuestos especial de hidrocarburos tiene un tramo autonómico, que varía entre unas regiones y otras. Galicia, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía tienen el tipo más alto en este tramo, de 4,8 céntimos por litro.
Asturias cobra también 4,8 céntimos por litro, aunque solo en el caso de la gasolina, mientras que el gasóleo paga 4 céntimos por litro.
El tipo por litro es de 3,84 céntimos de euro en Extremadura, de 2,4 céntimos en Aragón y Navarra y de 1,7 euros en Madrid, mientras que el resto de comunidades -Castilla y León, Cantabria, País Vasco y La Rioja- no lo cobran.
En cuanto a la competencia, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) señala mes tras mes que los precios más bajos se registran en las gasolineras independientes y en las vinculadas a hipermercados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook