Cinco planetas en línea se pueden observar a simple vista desde la Tierra

22.01.2016 | 09:27
Los astrónomos recomiendan que el avistamiento de este espectáculo celeste se intente hacer en los últimos días de enero, ya que habrá luna llena y, además, Mercurio brilla con más intensidad y sube más alto.
Los astrónomos recomiendan que el avistamiento de este espectáculo celeste se intente hacer en los últimos días de enero, ya que habrá luna llena y, además, Mercurio brilla con más intensidad y sube más alto.

Cinco planetas, desde Mercurio a Saturno, se podrán observar a la vez y a simple vista desde la Tierra, ya que estarán en línea durante los próximos quince días, en un fenómeno que no se producía desde hace una década.
Desde hoy y hasta el 20 de febrero, sin necesidad de telescopio ni ningún otro utensilio, desde el hemisferio norte se podrán avistar los cinco planetas más cercanos a la Tierra, según informa la publicación especializada Space Daily.
Los astrónomos recomiendan que el avistamiento de este espectáculo celeste se intente hacer en los últimos días de enero, ya que habrá luna llena y, además, Mercurio brilla con más intensidad y sube más alto.
El momento clave es 45 minutos antes del amanecer, ya que más temprano en la noche, Mercurio se encuentra demasiado bajo y más tarde el cielo comienza a clarear y la luz del Sol deslumbra.
Otras indicaciones útiles para el aficionado a la astronomía consisten en buscar un lugar despejado, sin ningún obstáculo a la vista en dirección sudeste, es decir, por donde sale el sol, y quizá también ayudarse de binoculares.
Para localizar la alineación de planetas, lo más sencillo es comenzar por Venus, ya que es el que más brilla.
Una vez señalado Venus, Mercurio se encuentra un poco más a la izquierda, aproximadamente a la distancia de nuestro puño cerrado, si estiramos el brazo a la altura de los ojos.
Para situar a los otros tres planetas, hay que regresar a Venus y dibujar un arco hacia arriba y a la derecha, donde encontraremos primero Saturno, que es más tenue y difícil de distinguir que Venus.
Por eso, no se debe de confundir con la luz anaranjada de la estrella Antares, que brilla justo abajo a la derecha de Saturno.
A continuación, se encuentra Marte, que brilla un poco más que Saturno, pero menos que Venus.
Si seguimos con el trazado de ese arco, de nuevo una estrella no nos debe despistar, y saltamos Spica para llegar a Jupiter, que está más arriba dirección sudoeste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook