Montserrat González apretó el gatillo "por su hija", dice la defensa

19.01.2016 | 18:16
Montserrat González (2d), de 60 años, autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco; su hija, Triana Martínez (3i), de 36; y la agente de la Policía Local de León Raquel Gago (d), de 42, durante el juicio por el crimen de la presidenta de la Diputación de León que se celebra en la Audiencia Provincial de León.
Montserrat González (2d), de 60 años, autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco; su hija, Triana Martínez (3i), de 36; y la agente de la Policía Local de León Raquel Gago (d), de 42, durante el juicio por el crimen de la presidenta de la Diputación de León que se celebra en la Audiencia Provincial de León.

La defensa de Montserrat González y Triana Martínez, acusadas de la muerte de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha reconocido que "no había derecho" al crimen, pero ha dicho que la primera apretó el gatillo y lo hizo "por su hija", perseguida por "tierra, mar y aire" por la víctima.
El letrado José Ramón García, que defiende a esas dos acusadas en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de León, ha intervenido ante el jurado para exponer sus conclusiones previas, en las que pide 8 años y medio de cárcel para Montserrat, para la que alega enajenación, y la libre absolución para su hija, Triana.
Durante su alocución ante el jurado -cinco mujeres y cuatro hombres-, García ha coincidido con las acusaciones y el fiscal en que se trata de un delito de asesinato, pero ha negado que se pretenda juzgar a Carrasco en este proceso, como le habían reprochado las otras partes.
"No se juzga a la víctima", pero el letrado cree que "hay datos importantes" para la defensa, como que la situación anímica de la madre, de Montserrat, se viera "horadada día a día" con una "persecución por tierra, mar y aire" de Carrasco a Triana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook