Barcelona ordena el cese de actividad de 388 viviendas turísticas

18.01.2016 | 15:53
Unos turistas con sus maletas por el barrio de La Barceloneta, después de que el Ayuntamiento de Barcelona haya anunciado que incrementará el control a los pisos turísticos del barrio con tres nuevos equipos de inspección que revisarán "puerta a puerta" los edificios en busca de ofertas de alojamiento ilegales.
Unos turistas con sus maletas por el barrio de La Barceloneta, después de que el Ayuntamiento de Barcelona haya anunciado que incrementará el control a los pisos turísticos del barrio con tres nuevos equipos de inspección que revisarán "puerta a puerta" los edificios en busca de ofertas de alojamiento ilegales.

El Ayuntamiento de Barcelona ordenó en 2015 el cese de actividad de 388 viviendas de uso turístico ilegales, de las que precintó 16 y tramitó el precinto de otras 17, según ha explicado hoy la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz.
La teniente de alcalde ha presentado hoy a la prensa el Informe Actuaciones municipales sobre la oferta ilegal de alojamiento turístico 2015, que recoge los resultados de la campaña de inspección municipal centrada en combatir las viviendas turísticas ilegales y que presentará a la comisión municipal de Ecología, Urbanismo y Movilidad del próximo miércoles día 20.
Sanz ha destacado que el esfuerzo en la tarea inspectora municipal ha permitido llevar a cabo 2.108 procedimientos disciplinarios sobre viviendas de uso turístico (HUT) y abrir 482 expedientes sancionadores -de un importe máximo de 30.000 euros- a pisos que operaban ilegalmente.
También ha señalado que se han abierto 226 expedientes sancionadores abreviados -hasta 900 euros de multa- a pisos turísticos legales por no atender o resolver incidencias, a raíz de las más de 3.000 quejas vecinales recibidas en el Centro de Recepción de Llamadas e inspecciones de la Guardia Urbana.
La cuarta teniente de alcalde ha prometido "tolerancia 0 con todo tipo de oferta ilegal de alojamiento turístico" y ha anunciado que el gobierno municipal será "inflexible a la hora de dedicar esfuerzos y recursos" para garantizar la tranquilidad y la convivencia de los vecinos.
Janet Sanz, que ha señalado que una de las dificultades para probar que una vivienda funciona ilegalmente como apartamento turístico es la escasez de inspectores urbanísticos (69 para toda la ciudad), ha anunciado que en 2016 el gobierno se plantea "ir más allá" de la campaña concreta de 2015 y presentará un plan de acción específico para la optimización de los recursos humanos.
En este sentido, la teniente de alcaldía ha aprovechado para hacer un llamamiento a los ciudadanos a colaborar comunicando sus quejas por molestias ocasionadas por los turistas alojados en HUT al Centro de Recepción de Llamadas, puesto en marcha desde diciembre de 2014.
Janet Sanz ha destacado que desde su puesta en funcionamiento, el Centro de Recepción de Llamadas ha atendido más de 3.000 quejas ciudadanas que afectaban a poco más de 2.400 establecimientos diferentes y que gracias a ellas la Guardia Urbana ha iniciado inspecciones a 1.816 HUT sin licencia.
Del mismo informe, Sanz también ha destacado que en 2015 se inició el procedimiento para la revocación de licencia a 400 viviendas de uso turístico en que el titular de la licencia y el nombre del propietario del piso no coincidía, como permite la legislación catalana.
Sobre la detección de la oferta ilegal de alojamientos turísticos a través de Internet, Janet Sanz ha explicado que el ayuntamiento ha enviado requerimientos a 22 plataformas digitales que publicitan apartamentos turísticos sin indicar el número de inscripción en el Registro de Turismo de Cataluña (RTC) o que no cumplen las obligaciones establecidas por la Ley de Turismo de Cataluña.
Durante el otoño, se ha estado haciendo el seguimiento de todos los requerimientos enviados y resolviendo las alegaciones presentadas por estas plataformas, entre las que destacan HomeAway y Airbnb.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook