Mas tendrá su oficina de expresidente en dependencias de la Generalitat

14.01.2016 | 14:36
El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras (i), saluda al expresidente Artur Mas (d), tras tomar posesión de su cargo, en el acto celebrado esta mañana en el Palau de la Generalitat de Barcelona.
El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras (i), saluda al expresidente Artur Mas (d), tras tomar posesión de su cargo, en el acto celebrado esta mañana en el Palau de la Generalitat de Barcelona.

El expresidente catalán Artur Mas, que ayer entregó su acta de diputado en el Parlament, ha declinado tener una oficina fuera de los edificios públicos de la Generalitat y ubicará su despacho en el Palau Robert, en el Paseo de Gracia de Barcelona, un espacio de exposiciones sede también de la oficina de turismo.
Según ha confirmado a Efe fuentes gubernamentales, una de las razones de esta decisión es el ahorro de fondos públicos, dado que al ser un edificio de la Generalitat no se tendrá que abonar un alto alquiler, a diferencia de lo que sucedió con los predecesores, que abrieron las oficinas, a las que tienen derecho por ley, en espacios privados.
Sin embargo, el expresidente Jordi Pujol se vio forzado a cerrar su oficina en el mismo Paseo de Gracia, y a renunciar al resto de sus prerrogativas, después de que transcendiera que había ocultado al fisco fondos en el extranjero durante décadas.
Desde su nueva oficina en el Palau Robert de la Generalitat, Mas, que dejó claro que no quería tener cargos y sólo ser expresidente, prevé seguir colaborando con el nuevo Govern de Carles Puigdemont, habida cuenta de su experiencia y su proyección internacional.
En este sentido, el nuevo titular de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, ha explicado hoy que cuenta con él para colaborar y que el expresdident deberá tener algún encargo.
En todo caso y una vez despejada la incógnita de si había o no elecciones anticipadas, Mas y CDC han ganado tiempo y el expresident tendrá como principal misión ahora pilotar la refundación de su partido, muy tocado por los diversos casos de presunta corrupción y con menos representación parlamentaria tras aliarse con ERC en Junts pel Sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas