Mas convocará elecciones el lunes

05.01.2016 | 19:22
Artur Mas en su comparecencia de esta mañana.
Artur Mas en su comparecencia de esta mañana.

El president Artur Mas ha dicho que el veto de la CUP a su investidura "impide" comenzar la legislatura y aplicar el "mandato" del 27S, un "error de proporciones gigantescas" que le llevará a firmar el lunes 11 de enero un decreto de convocatoria electoral si la CUP no rectifica porque él no hará más concesiones.
Mas ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa posterior a la reunión del Govern en funciones, tras la negativa de la CUP a apoyar su investidura como president tras los resultados electorales de las catalanas del 27 de septiembre, una formación contra la que ha cargado porque fue un "error confiar en su sentido de país".
El presidente en funciones ha confirmado que la fecha de las elecciones será "casi con toda probabilidad 6 de marzo", aunque ha dicho que habrá que esperar al lunes cuando firme "a disgusto" el decreto que le obliga la ley, dado que el domingo día 10 expira el plazo legal para la investidura.
Mas ha admitido el "error" de pensar que la CUP tendría "sentido de país" después de constatar que en el partido antisistema lo que "realmente impera es el espíritu revolucionario".
"Si triunfan sus condiciones y leyes, el proceso muere; cuando decimos 'no más concesiones' es para salvar el proceso, no a una persona, sino para salvar el proceso y a Cataluña", ha subrayado Mas, que cree que el proceso no se puede hacer con "vetos".
En este sentido, preguntado por si cedería la candidatura a la presidencia como pide la CUP, Mas ha insistido: "No se pueden hacer más concesiones y esto lo incluye todo".
Pese a que queda margen hasta el domingo, Mas ha admitido que tienes "muchas menos esperanzas que una semana atrás" para que la CUP rectifique, pero "mientras hay vida hay esperanza y me agarro a esto", en alusión a los pocos días que quedan para el lunes.
El president en funciones ha incidido que "para no cargarnos este proceso" debe imperar "la suma y el voto" y no "la exclusión y el veto", por lo que, por una "razón de dignidad", ha dicho que "no se puede ceder más" ante la CUP, remarcando que "la presidencia de la Generalitat no es una subasta de pescado".
El líder de CDC ha defendido que no puede hacer más ofertas al partido anticapitalista porque "para cada ofrecimiento nuevo ha habido un 'no' de la CUP" y también "por el principio de proporcionalidad", dado que JxSí tiene 62 diputados y el partido antisistema 10 en el Parlament.
Para salir elegido presidente de la Generalitat, Mas necesita que, en primera votación y antes del lunes, 6 diputados de la CUP desoyeran el mandato de su Consejo Político y apoyase la investidura o bien que, en una segunda votación y desoyendo igual el mandato orgánico cupero, 2 diputados votasen a favor de mas y 8 se abstuvieran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook