Las asambleas territoriales de la CUP vuelven a reflejar su división interna

03.01.2016 | 19:10
La portavoz de la CUP en el consistorio de Barcelona, María José Lecha (d), junto a otros asambleistas en un receso de la reunión.
La portavoz de la CUP en el consistorio de Barcelona, María José Lecha (d), junto a otros asambleistas en un receso de la reunión.

Las asambleas territoriales de la CUP, que se reúnen hoy para debatir la posición con respecto a la investidura de Artur Mas como presidente catalán y trasladarla mañana al Consejo Político, han vuelto a reflejar la división interna que existe en esta formación política.
Las asambleas territoriales de la CUP, trece en total si se incluyen las de Valencia e Islas Baleares, se están reuniendo durante el día de hoy para posicionarse en torno a dos alternativa: la del "sí" al acuerdo con Junts pel Sí (JxSí) y a la investidura de su candidato a la presidencia, Artur Mas, y la del "no", que muy probablemente comporta el final de la legislatura y unas elecciones anticipadas en marzo en Cataluña.
Después del empate producido en la Asamblea Nacional del pasado día 27 en Sabadell (Barcelona) entre ambas posturas, las asambleas territoriales de hoy vuelven a reflejar la profunda división interna que hay en la CUP, aunque el "sí" gana posiciones con respecto a las que se celebraron anteriormente.
En la de Barcelona, que ha tenido lugar en el Centro Cívico Pere Quart -el mismo lugar donde mañana se reunirá el Consejo Político-, el resultado, según fuentes de la CUP, sigue siendo rotundamente favorable al "no" -un 80 %- frente al "sí" -un 20 %-, pero esto ya se esperaba puesto que en esta territorial el sector más contrario a favorecer la investidura, Endavant, dispone de una gran mayoría.
En las asambleas territoriales del Penedès y Camp de Tarragona, la fórmula de facilitar la investidura, que se traduciría en que dos diputados voten a favor y los otro ocho se abstengan, ha contado sólo con un 40 % de los votos de los militantes y un 60 % en contra.
Por el contrario, en las asambleas territoriales del Maresme, Nord-Oriental (comarcas de Girona), y Alt Ter los apoyos al "sí" y al "no" han quedado repartidos al 50 % aunque la posición favorable a facilitar la investidura gana adeptos.
La asamblea de Ponent-Pirineos ha finalizado sin que ahora mismo haya un posicionamiento definido, porque ha admitido que hasta la medianoche los militantes puedan emitir un voto telemático a través de Internet, según fuentes cuperas.
Esta tarde está previsto que se celebren otras asambleas territoriales por lo que no es posible hacer aún un cómputo global sobre el desarrollo de las mismas y sacar conclusiones.
La posición que tomen estas asambleas territoriales será trasladada mañana a la reunión del Consejo Político de la CUP y del Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), este último integrado por los diez diputados al Parlament, pero también por dos representantes de cada asamblea territorial y otro de cada una de las organizaciones aglutinadas en torno al "paraguas" de Crida Constituent.
Cada organización territorial de la CUP aporta al Consejo Político un número determinado de representantes en función de la cifra de militantes: Alt Ter (4), Baix Llobregat (4), Barcelona (5), Catalunya Central (4), El Camp (5), Maresme (5), Nord-Oriental (6), País Valencià (3), Penedès (5), Ponent-Pirineos (5), Terres de l'Ebre (3), Vallès Occidental (4) y Vallès Oriental (4).
Según han indicado fuentes de la CUP, en algunas de las asambleas se han debatido documentos que intentan acercar posiciones entre los argumentos del "sí" y los del "no".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook