Pendientes de la decisión final de la CUP

29.12.2015 | 17:18

El cabeza de lista de Junts pel Sí (JxSí), Raül Romeva, ha afirmado hoy que su formación no modificará la propuesta negociada en los últimos meses con la CUP y "esperará" a que esta última formación deshaga el "empate" producido ayer en su Asamblea Nacional y le diga sí la aceptan o no.

Según ha indicado Romeva tras finalizar una reunión del grupo parlamentario de JxSí, la coalición que ganó las elecciones del 27S ha estado "muy pendiente" de la asamblea de la CUP, y a la vista del "empate" ocurrido en la votación final, "nosotros entendemos que la propuesta negociada sigue siendo válida".

"Lo que ha ocurrido es un empate técnico y no nos corresponde a nosotros desempatar", ha señalado Romeva antes de descartar la mejora de la propuesta que anoche pidieron los diputados 'cuperos' a fin de decantar la balanza en favor del 'sí' al acuerdo o el 'no'.

"Entendemos que todavía hay recorrido para que la CUP diga exactamente cómo valora esta propuesta y, hasta la fecha del 2 de enero que se ha puesto para acabar de decidir, lo que haremos es esperar que nos den una respuesta", ha explicado.

Según Raül Romeva, "ellos (los de la CUP) no han hecho un posicionamiento claro y, cuando lo hagan, entonces ya valoraremos" si Junts pel Sí estaría en condiciones de hacer una contra-oferta o no, "pero esto, desgraciadamente, es algo que ahora mismo no podemos decir".

Junts pel Sí interpreta que "un empate significa que no han rechazado" la propuesta negociada en los últimos meses y que incluye la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat y un plan de choque con medidas sociales, una hoja de ruta y un proceso constituyente.

"No habrá nuevas ofertas, porque ya las hicimos", ha insistido Romeva para admitir de forma indirecta que Junts pel Sí está enrocada en torno a la propuesta negociada y no quiere moverse ni un milímetro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook