La CUP cambia a Sabadell su asamblea con 3.577 inscritos para decidir sobre Mas

24.12.2015 | 04:24

La asamblea de la CUP del próximo domingo, en la que se tomará una decisión sobre la investidura de Artur Mas, se celebrará finalmente en la pista de atletismo cubierta de Sabadell, y no en Girona como estaba previsto, ante la masiva afluencia de participantes inscritos, un total de 3.577.

Xevi Generó, portavoz del secretariado nacional de la CUP, y Natàlia Sánchez, miembro de organización de la formación, han dado hoy detalles de la asamblea extraordinaria que se celebrará este domingo y de la que depende que pueda formarse gobierno en Cataluña en las próximas semanas o se acaben convocando elecciones en marzo.

La asamblea de la CUP deberá decidir, con un sistema de votación que aún no está decidido si será secreto o a mano alzada, si acepta la propuesta global de acuerdo de Junts pel Sí (JxS) para permitir la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat antes de que termine el plazo legal, el 10 de enero.

Además del aval de los 62 parlamentarios de JxS, Mas necesita la colaboración de los diez diputados de la CUP en el Parlament: como mínimo, dos votos a favor y ocho abstenciones.

De hecho, en un primer momento se barajó la posibilidad de celebrar la asamblea en Esparraguera (Barcelona), luego se determinó convocarla en un pabellón de Girona, pero según ha argumentado la CUP el aforo de este emplazamiento no permitía acoger a los 3.577 militantes y simpatizantes inscritos finalmente.

Esa es la cifra que ha quedado después de cribar las 4.022 inscripciones registradas hasta la medianoche de ayer, una vez eliminados los errores en los formularios, las duplicidades y las personas sin el aval de alguna asamblea local de la CUP o de alguna de las organizaciones que conforman la CUP-Crida Constituent.

A medida que los inscritos lleguen a los puestos de control de acreditaciones se les consultará si quieren o no votación secreta: así será si lo pide un 25% de los participantes, con la instalación de 50 urnas.

De lo contrario, se votaría a mano alzada y un equipo de voluntarios escrutaría el número de votos con un sistema de contadores.

A las nueve de la mañana del domingo 27 de diciembre, los negociadores de la CUP que han participado en las conversaciones sobre la investidura con JxS expondrán los resultados de estos contactos con la lectura de sus informes.

A continuación se ofrecerán unos 50 turnos de palabra: una decena corresponderá a las diferentes organizaciones que integran la CUP-Crida Constituent, otros 26 corresponderán a las distintas organizaciones territoriales de la CUP y el resto será para los participantes que lo soliciten y les toque por sorteo.

Al mediodía está previsto que se celebre la primera ronda de las cuatro votaciones previstas para decidir qué deben hacer los diez diputados de la CUP en el Parlament.

Se repartirán papeletas para que cada uno elija uno de los cuatro escenarios que se plantean: 1) aceptar la propuesta de acuerdo de JxS y facilitar la investidura de Mas, 2) rechazar el nombre de Mas e insistir a JxS en que proponga un nombre alternativo o se convoquen elecciones, 3) rechazar la propuesta de acuerdo de JxS pero facilitar que Mas sea investido, y 4) abstenerse en la investidura de Mas e instar a JxS a buscar otros apoyos que permitan que sea nombrado president o resignarse a unas nuevas elecciones.

Dos de las opciones, por lo tanto, contemplan facilitar la investidura de Mas y las otras dos asumen que, si no hay acuerdo antes del 10 de enero, se convocarían elecciones en marzo.

Por la tarde, después de un receso para comer, proseguirán las rondas de votación -en cada una se eliminará la opción menos votada- y si antes de la tercera ya hay algún escenario que recabe más del 50% de los votos se daría por finalizada la sesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook