ECP-Podemos gana en Catalunya con la bandera del referendo y DiL queda quarta

21.12.2015 | 09:25
ECP-Podemos gana en Catalunya con la bandera del referendo y DiL queda quarta
ECP-Podemos gana en Catalunya con la bandera del referendo y DiL queda quarta

En Comú Podem (ECP), la alianza que apoya a Podemos, ha ganado las generales en Catalunya con 12 escaños con la bandera del referendo soberanista, mientras Democràcia i Llibertat, la marca de la CDC de Artur Mas, ha quedado cuarta con 8 diputados, superada por ERC (9) y PSC, 8 escaños y 23.000 votos más.
Catalunya se ha vuelto "morada", una gesta histórica de la 'nueva política' que si algún liderazgo refuerza es el de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una jornada electoral que roza el 71% de participación, casi seis puntos más que hace cuatro años.
Al otro lado de la plaza de Sant Jaume, el partido que gobierna la Generalitat, CDC -ha concurrido a la generales como DiL-, ha quedado relegada a la cuarta plaza con 8 escaños y poco más de medio millón de votos, los mismos escaños que el PSC, aunque los socialistas han obtenido 23.000 votos más que Convergència.
Por delante de esta dos últimas formaciones, los independentistas de ERC han logrado la segunda posición con 9 escaños, por lo que sumados a los 8 de CDC -fueron juntos en las catalanas como Junts pel Sí- los secesionistas obtienen un total de 17 escaños de los 47 en juego en Catalunya, una fuerza independentista "jamás vista" en el Congreso, según el líder de ERC, Oriol Junqueras.
No obstante, En Comú Podem -alianza de ICV, Podemos, Barcelona En Comú, EUiA y Equo- no tiene como objetivo la independencia, sino que lo que pide es un referéndum de autodeterminación en Catalunya que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, puso como requisito durante la campaña para cualquier pacto de investidura. Hay que recordar además que ECP tendrá grupo catalán propio en el Congreso.
En la parte baja del ránking está Ciudadanos, que en su tierra de origen han obtenido 5 escaños, los mismos que el PP, mientras que la Unió liderada por Josep Antoni Duran Lleida ha quedado fuera del Congreso, por lo que la única representación institucional que queda a los democristianos es su eurodiputado Francesc Gambús. El 27S también quedó fuera del Parlament. Duran intentará pilotar UDC hasta su próximo congreso.
En la provincia de Lleida ha habido un cuádruple empate entre DiL, ERC, ECP y PSC, todos ellos con un sólo diputado, mientras que en Girona se ha reafirmado la tendencia independentista con una victoria de DiL y ERC, que se reparten el 48,47 por ciento de los votos y cuatro de los seis diputados en juego. Los otros dos recaen en ECP y el PSC. En la provincia de Tarragona, ECP, DiL, ERC, PSC, PP y C's han logrado cada uno un representante.
El ya cambiante mapa político catalán, polarizado por los soberanistas, se ha metamorfoseado más que nunca. Atrás quedan los históricos triunfos de los socialistas -llegó a obtener 25 escaños en 2008- y de una CiU ya extinta, que obtuvo 16 escaños en 2011 que ahora CDC ve reducidos a la mitad, quedando Unió fuera de juego.
Artur Mas obtuvo más de un millón de votos que ahora han quedado en poco más de medio millón, mientras que ERC ha visto triplicar su representación -pasa de 3 a 9 escaños- y gana más de 300.000 votos respecto a 2011, con lo que los republicanos han hecho el 'sorpasso' a los convergentes en un nuevo equilibrio entre independentistas.
En este contexto, el president en funciones, Artur Mas, ha vuelto esta noche a reivindicar el derecho de autodeterminación y, obviando su apuesta por una vía directamente independentista, ha asegurado que el "derecho a decidir" ha salido hoy "claramente reforzado" y ha instado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a cumplir su promesa de que sea condición para una investidura.
Ha subrayado que Podemos ha asumido una "promesa solemne" ante el pueblo de Catalunya: "Nos agarramos al 100% y les instamos a no dar ni un paso atrás, ni un milímetro", ha añadido Mas.
Mas ha comparecido ante los medios acompañado del cabeza de lista de DiL, Francesc Homs, y ha juzgado que ahora se abren "puertas interesantes" en la política estatal ante las que Catalunya puede tener "un papel" si se "juegan bien las cartas".
Por su parte, la exministra y candidata del PSC, Carme Chacón, ha considerado que el resultado de su partido contribuye a "hacer más difícil la continuidad" de Mariano Rajoy, y ha opinado que el PSC ha cumplido su objetivo en la campaña pese a perder 6 escaños.
El cabeza de lista de Ciudadanos por Barcelona, Juan Carlos Girauta, ha reivindicado por su parte a su partido como "palanca de cambio" en España, aunque el resultado de la formación naranja ha defraudado sus expectativas al quedarse con solo 5 escaños.
Por su parte, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha reivindicado la victoria popular en España y destacado que su partido ha obtenido los resultados "esperados" en Catalunya pese a haber logrado 5 diputados, 6 menos que en 2011, empatando en escaños con Ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook