Duran avisa de que PP y PSOE forman parte del problema y alerta de la debilidad del catalanismo

05.12.2015 | 19:37
El candidato de UDC a las generales, Josep Antoni Durán i Lleida, durante una rueda de prensa en la Agencia Efe de Barcelona.
El candidato de UDC a las generales, Josep Antoni Durán i Lleida, durante una rueda de prensa en la Agencia Efe de Barcelona.

El candidato de UDC a las elecciones, Josep Antoni Duran Lleida, ha opinado hoy que PP y PSOE no son la solución al problema catalán porque, "aunque en grado distinto, forman parte del problema", y ha alertado de que un Congreso sin presencia del catalanismo "pasará factura" a Cataluña.
En una rueda de prensa en la Agencia Efe, en Barcelona, Duran ha reivindicado un pacto de Estado similar al de la Transición española que reconozca el concierto económico para Cataluña, a través de la aprobación de una disposición adicional a la Constitución, un acuerdo en el que, asegura, "todos" los partidos serán necesarios.
El dirigente de UDC cree que las fuerzas políticas españolas son precisas para lograr una salida para Cataluña, pero, en su opinión, ni PP ni PSOE "pueden ser la solución, puesto que forman parte del problema" y, aunque no se les puede meter "en el mismo saco", ambos son responsables de la "desafección" de la sociedad catalana respecto a España.
Por su parte, sostiene Duran Lleida, Ciudadanos "no tiene ninguna propuesta para Cataluña, desea que no haya ninguna reforma constitucional y se opone al concierto vasco", que es el modelo de fiscalidad que UDC defiende para la autonomía catalana.
Frente a esas formaciones, UDC apuesta por un pacto como el que dio pie a la Transición española, en el que se "redefina el modelo de Estado" y se pase "de una democracia erosionada con signos de agotamiento a una democracia renovada".
En esa "segunda Transición", el dirigente democristiano se ha ofrecido a desempeñar el papel político de Miquel Roca durante la Transición, como representante de un "catalanismo centrado, central y democrático" que a su parecer no defiende ningún otro partido.
Para Duran Lleida, el concierto económico que su formación propone sí es negociable, pero "la ruptura con España no lo será nunca", por lo que cree que todos los que van al Congreso a negociar la independencia de Cataluña "no caben" en el pacto que UDC defiende para dar una salida al conflicto catalán.
Otras fuerzas políticas, mantiene el líder democristiano, "no representan el catalanismo político", ni siquiera el PSC, que pese a tener "raíces catalanistas", acaba siempre votando con el PSOE.
Duran admite que es posible que algunos votantes moderados de la antigua CiU hayan acabado apoyando a Ciudadanos en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña, pero ha advertido de que apostar por esa formación supone "renunciar a la catalanidad que siempre ha caracterizado" a la coalición convergente.
Tras avisar de que en toda la campaña electoral nadie le "va a sacar una preferencia por apoyar a PP o PSOE", Duran Lleida ha expresado sus recelos hacia el modelo de reforma constitucional que proponen los socialistas para avanzar hacia un Estado federal, porque, a su entender, "si acaba en un café para todos, no es bueno para Cataluña".
Por ese motivo, el líder democristiano defiende una reforma a través de la aprobación de una disposición adicional para Cataluña, que, aunque en la legislatura pasada no ha podido plantear porque la situación estaba "totalmente bloqueada", ahora cree que podría ser la solución para el conflicto catalán.
"Y veo que ahora alguien no cierra las puertas a una reforma constitucional", ha sugerido.
Para Duran Lleida, en la próxima legislatura "no habrá más remedio" que incluir el problema catalán "en la agenda de una segunda Transición", porque es "obvio" que esa cuestión también preocupa a la Unión Europea, dado que tanto Cataluña como España tienen emisiones de deuda que deben seguir pagando en el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook