Garzón aspira a ser como la CUP, un partido pequeño pero determinante

04.12.2015 | 13:57
El candidato de IU-Unidad Popular Alberto Garzón durante el acto de inicio de la campaña electoral que han celebrado esta noche en Madrid.
El candidato de IU-Unidad Popular Alberto Garzón durante el acto de inicio de la campaña electoral que han celebrado esta noche en Madrid.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, aspira a poder desempeñar el "papel" de la CUP, un partido pequeño pero "determinante" para formar Gobierno, algo que podría ocurrir "perfectamente" en un Congreso "tan fragmentado" como el que se vislumbra.
Garzón, en su primera jornada de campaña, ha acudido a una céntrica librería madrileña para presentar el libro coral "Desmontando el régimen" y ha hablado de la encuesta del CIS de ayer, en la que IU vuelve a perder fuelle (3,6% en intención de voto y tres o cuatro escaños), y el PP mantiene su hegemonía.
Una tendencia "muy preocupante", ha señalado, aunque espera que Mariano Rajoy no vuelva ser el presidente, en este caso, parece que con el "sosten" de Ciudadanos y sus políticas liberal reformistas, "profundamente lesivas" para los ciudadanos.
A la vista del sondeo preelectoral, el candidato ha asegurado que IU hará una campaña con "mucha pedagogía" y pegada "a la verdad", limpia y sin modular el discurso, como hacen otros, en función de lo que las encuestas marquen.
"Ni un millón de votos", ha subrayado, justifican "la mentira", ha explicado Garzón, convencido de que IU será "determinante" para construir un nuevo marco "de convivencia" para España.
Y en este sentido, ha arremetido contra sus rivales políticos por ir a lo fácil al entender que el centro es el espacio "perfecto para no mojarse", ha dicho sobre todo en alusión a Podemos, su competidor más directo.
Pero si el CIS no augura un buen pronóstico para IU, en cambio coloca a Garzón como el segundo líder más valorado después de Albert Rivera, lo que, en opinión del candidato, demuestra que la candidatura es "potente", aunque hay que convertir esa "valoración positiva en votos".
Lo que necesita IU, ha recalcado, no es tanto caer bien" sino apoyo electoral para poder afrontar ese cambio social y económico que requiere el país, un giro radical que pasa por un proceso constituyente, uno de los ejes de esta campaña, ha reiterado.
España no necesita una reforma constitucional "de chapa y pintura", como quieren algunos, sino tocar los pilares "fundamentales" de la Constitución de 1978, que son los que están en el origen de esta crisis "brutal" tanto económica como institucional.
Después de la presentación del libro, Garzón cogerá el tren camino de Burgos donde esta tarde estará en el acto principal de la primera jornada electoral, en el barrio "emblemático" de Gamonal, donde hace casi un año tuvieron lugar una serie de protestas en contra de la construcción de un bulevar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook