David Fernàndez invita a la CUP a ceder dos votos a Artur Mas

03.12.2015 | 08:09
David Fernàndez invita a la CUP a ceder dos votos a Artur Mas
David Fernàndez invita a la CUP a ceder dos votos a Artur Mas

El exdiputado de la CUP, David Fernàndez, ha asegurado en un artículo publicado hoy por el diario Ara que se impone "desbloquear" las negociaciones con Junts pel Sí, con lo que sugiere que la única solución es la de dar "dos votos al proceso", lo que puede interpretarse como una invitación a su partido a ceder dos de sus diputados para contribuir a la investidura de Artur Mas.
El artículo titulado Dos votos al proceso, Fernàndez agrega que "marzo no es ninguna alternativa", en referencia a un posible adelanto electoral en caso de no ser posible la investidura, y remarca que el enemigo real del independentismo es el Estado, precisamente cuando el Tribunal Constitucional ha anulado la declaración de ruptura que pactaron precisamente JxSí y CUP en el Parlament y se aprobó el pasado 9 de noviembre.
En un texto lleno de metáforas, el exparlamentario de la izquierda independentista disecciona la situación de la política catalana y el desánimo que impera entre el bloque soberanista por la falta de acuerdo entre las fuerzas independentistas. Fernàndez mantiene que frente a un Estado que "estrangula la libertad política catalana y, con ella, las posibilidades de justicia social", hay que "jugar entero el partido". Tras dejar claro que "dos votos en cheque en blanco no arreglarían nada", sugiere "trazar un mínimo común denominador" que permita "desbloquear el bucle y deshielo" y "pasar pantalla". Su petición de "dos votos al proceso" se acompañan de un "plan de choque real y concreto", lo que puede interpretarse como una petición a Junts pel Sí de contrapartida a cambio del gesto cupero.
Fernàndez justifica su cambio de postura en la necesidad de que desbloquear la situación. "Antes mil veces salir a jugar y quizá perder, que ni siquiera comparecer en el terreno de juego", subraya. Y sigue: "Mientras tanto, adelante, que detrás ya no hay nada: solo un pasado decadente y mediocre en el que no podemos volver".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook