El temporal de levante obliga a cerrar los puertos de Valencia y Gandia

02.11.2015 | 11:33
Las fuertes lluvias caídas durante la pasada noche, de hasta 138 litros por metro cuadrado, y los fuertes vientos han derribado árboles y han complicado el tráfico en las carreteras de la Comunitat Valenciana, aunque no se han registrado daños personales.
Las fuertes lluvias caídas durante la pasada noche, de hasta 138 litros por metro cuadrado, y los fuertes vientos han derribado árboles y han complicado el tráfico en las carreteras de la Comunitat Valenciana, aunque no se han registrado daños personales.

El temporal de levante que afecta a la Comunitat Valenciana, con precipitaciones que superan los 150 litros por metro cuadrado y rachas de vientos por encima de los 80 kilómetros por hora, ha obligado a cerrar los puertos de Valencia y Gandia.
Según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias y de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el puerto de Sagunto sigue operando, mientras que el aeropuerto de Valencia sólo tiene una visibilidad horizontal de 800 metros.
El temporal ha provocado también cortes puntuales del suministro eléctrico en Alicante y algunas poblaciones de la provincia de Valencia, como Chiva, Llíria y Picassent.
Las tres provincias de la Comunitat Valenciana se encuentran en alerta naranja (nivel alto) por lluvias y viento. El Centro de Coordinación de Emergencias ha establecido la preemergencia por temporal marítimo en litoral de Castelló y litoral de Valencia ante la posibilidad de olas de hasta 4 metros
En las últimas horas, la tormenta ha recorrido casi 300 kilómetros en línea recta desde el sureste de la península hasta el interior norte de la provincia de Valencia.
Las precipitaciones más significativas registradas en las últimas 12 horas son 155 litros en el embalse de Buseo, 138 litros en Siete Aguas, 114 en Chiva, 105 en Benageber, 100 en Picassent y 86 litros por metro cuadrado en Utiel.
En la provincia de Castellón destacan los 115 litros en Sot de Ferrer, 106 en Catí y 86 en Fredes, mientras que en Alicante destacan los 109 litros de Murla, 106 en Vall de Laguar, 98 en Guadalest, 92 en Confrides, 85 litros en Rojales y los 72 litros de la ciudad de Alicante y el aeropuerto de El Altet.
La lluvia ha inundado calzadas y ha obligado a cortar tramos de carreteras, como la CV-673 en Bellreguard y la CV-428 en Cortes de Pallás, además de circulación irregular en la CV-35 a la altura de Burjassot por presencia de bolsas de agua.
En la autovía A-7, a su paso por el término de Godella, las retenciones han aumentado a 7 kilómetros a consecuencia de una colisión entre dos vehículos.
Los consorcios de bomberos de las provincias de Valencia, Castellón y Alicante han recibido decenas de llamadas por personas que han quedado encerradas en los ascensores por cortes en el suministro eléctrico, caída de ramas de árboles y coches inmovilizados por el agua en la vía pública o en las carreteras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook