Los fallecidos del helicóptero llegan a Gran Canaria

02.11.2015 | 08:24
Combo de fotografías de archivo facilitadas por el ministerio de Defensa en la que aparecen (de izda. a dcha.) eEl capitán José Morales Rodríguez, de 36 años; el teniente Saúl López Quesada, de 26 años; y el sargento Jhonander Josué Ojeda Alemán, de 27.
Combo de fotografías de archivo facilitadas por el ministerio de Defensa en la que aparecen (de izda. a dcha.) eEl capitán José Morales Rodríguez, de 36 años; el teniente Saúl López Quesada, de 26 años; y el sargento Jhonander Josué Ojeda Alemán, de 27.

Los restos mortales del capitán José Morales, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Johnander Ojeda, los militares fallecidos en el accidente del helicóptero del pasado día 22 a unos 74 kilómetros de la costa del Sahara, acaban de llegar a Gran Canaria a bordo del barco "Rayo".
El buque de acción marítima 'Rayo' ha atracado en la base naval de Las Palmas de Gran Canaria y, una vez que tomen tierra los cadáveres de los soldados del Escuadrón 802, serán trasladados al Instituto Anatómico Forense de Las Palmas de Gran Canaria para la autopsia y los trámites legales.
El Ministerio de Defensa ha informado de que una vez concluido el trabajo del Instituto Anatómico, los tres militares serán velados en la base aérea de Gando (Gran Canaria), en la que estaban destinados.
El Ejército del Aire se encargará de organizar el funeral a los soldados en su base de Gran Canaria y Defensa no descarta que se pueda oficiar esta misma tarde para no alargar el sufrimiento de las familiares y compañeros, aunque dependerá del tiempo que precisen los forenses.
Ayer los buzos de la Armada recuperaron sobre las 13.00 horas el cuerpo del tercero de los militares fallecidos en el accidente de la aeronave del servicio de rescate aéreo (SAR) y el pasado viernes rescataron los dos primeros cadáveres en un operativo que se intensificó para que no afectara las malas condiciones atmosféricas que se prevén en la zona donde está hundida la aeronave.
Completada la primera fase del operativo de rescate, ahora la meta es el izado de la cabina para ayudar a despejar las incógnitas que persisten sobre lo que le ocurrió al Superpuma del Ejército del Aire, que se precipitó al mar a más de 500 kilómetros al sur de Gran Canaria, aunque Defensa advierte de que llevará algún tiempo.
En la zona donde se encuentra hundido el helicóptero militar permanece el buque "Olimpic Zeus", mientras que los cazaminas "Turia" y "Segura" están de tránsito a Las Palmas de Gran Canaria para repostar combustible y, acto seguido, proseguir con los trabajos de rescate de la aeronave siniestrada.
Las condiciones meteorológicas en la zona han impedido comenzar las tareas de izado del aparato, que sólo empezaran cuando el estado de la mar lo permita, puntualiza Defensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook