Cerco a la familia Pujol

30.10.2015 | 09:05
Jordi Pujol y marta ferrusola abandonan su domicilio en la ronda del General Mitre.
Jordi Pujol y marta ferrusola abandonan su domicilio en la ronda del General Mitre.

La Policía Nacional ha entrado este martes en el domicilio del expresidente catalán Jordi Pujol para registrar la habitación de su hijo mayor Jordi por orden de la Audiencia Nacional, que ha imputado a sus hermanos Josep y Pere por cooperar en el presunto blanqueo de capitales dirigido por el primogénito.

Una macro-operación llevada a cabo por 200 agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, por orden del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, ha comportado hoy una quincena de registros, entre otros en los domicilios y oficinas de los empresarios Carles Sumarroca, Carles Vilarrubí y Jaume Ferrer, estos dos últimos exdirectivos del Barça.

Los nuevos registros e imputaciones se enmarcan en la nueva línea de investigación que ha abierto el juez De la Mata, que desde 2014 investiga a Jordi Pujol Ferrusola por movimientos millonarios de divisas, en base a los resultados de la comisión rogatoria que ha recibido de Andorra, documentos que están siendo investigados por la UDEF bajo secreto de sumario.

La operación se ha iniciado con el registro del domicilio del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol en la ronda General Mitre de Barcelona, donde los agentes tenían instrucciones de inspeccionar solo la habitación del primogénito, que se aloja temporalmente en casa de sus padres porque está convaleciente de una intervención quirúrgica en el hombro.

Los agentes han inspeccionado además la casa de Jordi Pujol Ferrusola, su segunda vivienda en Bolvir de Cerdanya (Girona) y las oficinas de sus empresas en la calle Ganduxer de Barcelona, en busca de documentación relacionada con las divisas de hasta 32 millones de euros que supuestamente movió entre los años 2004 y 2012, y de su expareja Mercè Gironès, que ya estaba imputada en el caso.

Josep y Pere, imputados
La UDEF ha inspeccionado además en Barcelona los pisos de Josep y Pere Pujol, a los que el juez De la Mata ha citado como imputados para el próximo 13 de noviembre, apenas una semana después de que el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz los imputara por tráfico de influencias y falsedad documental en la causa en que investiga los negocios de su hermano Oleguer.

La operación se ha saldado con registros a las oficinas y viviendas de empresarios presuntamente vinculados con el pago de comisiones al primogénito de los Pujol, tanto en Barcelona como en Madrid, donde se ha registrado la sede de Isolux Corsán, cuyo directivo Luis Delso permanece imputado por su presunta vinculación con los negocios de Jordi Pujol Ferrusola.

Durante horas, la policía ha registrado además las viviendas y oficinas de Jaume Ferrer, exvicepresidente y extesorero del FC Barcelona imputado en el caso, y de Carles Vilarrubí, vicepresidente segundo del Barça y que en 2014 compareció como testigo ante el juez, al que admitió haber pagado comisiones a Jordi Pujol Ferrusola pero siempre legales, por intermediar en negocios.

Otro de los empresarios, ya imputados, cuya vivienda han registrado hoy efectivos de la UDEF, es Carles Sumarroca, miembro de la familia fundadora de CDC cuya sociedad Teyco está en el epicentro de la investigación del 3%, por presunto pago de comisiones a CDC.

En base a los resultados de la comisión rogatoria remitida por Andorra, la Fiscalía Anticorrupción cree que la fortuna de la familia Pujol se enmarca en una serie de negocios que durante década ha dirigido y controlado el primogénito Jordi Pujol Ferrusola, para blanquear dinero obtenido de forma ilícita.

Por ese motivo, ha pedido a la juez de Barcelona que investiga la fortuna oculta por los Pujol que inhiba a favor de De la Mata para que esa investigación se aúne con la del primogénito, que la Audiencia Nacional abrió a raíz de la denuncia de su exnovia Victoria Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook