El Govern pide "tiempo y discreción" para forjar un pacto con la CUP

20.10.2015 | 15:31
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y la vicepresidenta, Neus Munté, durante la reunión del gobierno catalán hoy en Barcelona.
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y la vicepresidenta, Neus Munté, durante la reunión del gobierno catalán hoy en Barcelona.

La vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, ha reclamado hoy "tiempo y discreción" para poder alcanzar un pacto de legislatura entre Junts pel Sí (JxS) y la CUP y ha destacado la "voluntad de acuerdo" para "cumplir el mandato democrático" salido de las elecciones catalanas del 27S.
Tras la reunión de hoy del Govern, Munté ha evitado suscribir las declaraciones del conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, que ayer advirtió de las dificultades de un acuerdo entre JxS y la CUP, ya que sus modelos económicos son en ciertos aspectos "incompatibles", y dijo que "hay algunas líneas rojas" en la negociación que su grupo "no debería cruzar".
En un toque de atención implícito a aquellas voces que puedan arrojar dudas o interferir en la negociación, Munté ha subrayado que "entre todos hay de respetar y proteger" los plazos previstos para la investidura del presidente de la Generalitat, "para que todo esto llegue a buen puerto".
"Lo que es imposible es no trabajar para cumplir el mandato democrático del 27 de septiembre", ha remarcado Munté, que pese a reconocer la "dificultad" de un acuerdo entre JxS y la CUP no lo ve "imposible".
Según Munté, existe una "voluntad clara de llegar a acuerdos que sean positivos para todos" y, para ello, el tiempo puede "jugar a favor" del entendimiento.
Hay que emplear, a su juicio, "el tiempo que sea necesario para hacer bien las cosas", porque "no es deseable que, por correr, las cosas se hagan mal".
Sin embargo, ha negado que esta dilación en las negociaciones se deba a un cálculo estratégico para esperar a conocer el resultado de las elecciones generales y comprobar si se abre alguna mayoría alternativa a la suma de JxS y la CUP.
El 20D, ha asegurado, "no es en absoluto un elemento fundamental en estos momentos", porque "no tiene nada que ver" con lo que está encima de la mesa de negociación entre JxS y la CUP.
La hipótesis de un fracaso negociador que conduzca a unas nuevas elecciones en marzo si no hay acuerdo antes de que expire el plazo a principios de enero, "no la contempla" por ahora el Govern.
El ejecutivo catalán "trabaja y tiene todo el interés en que se pueda desarrollar el mandato del 27S", ha afirmado Munté, que confía en que "las negociaciones lleguen a buen puerto y permitan la investidura de Artur Mas y el inicio de la nueva legislatura".
En la reunión de hoy del gobierno de la Generalitat, el presidente catalán en funciones, Artur Mas, no ha concretado el día en que se celebrará la sesión constitutiva del Parlament surgido de las urnas el 27S, según ha explicado la portavoz, que ha recordado que la fecha límite es el lunes 26 de octubre.
Munté no se ha querido pronunciar sobre la posibilidad de que el conseller de la Presidencia, Francesc Homs, deje su puesto en el Govern para concurrir a las elecciones del 20D y sea sustituido.
"Cualquier decisión en este ámbito corresponde tomarla al presidente de la Generalitat, no hay ningún cambio en este sentido, el Govern sigue trabajando en el ámbito de sus funciones", ha indicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook