La morosidad de la banca subió en agosto al 10,95% por primera vez este año

17.10.2015 | 11:15
Un hombre retira euros de un cajero automático.
Un hombre retira euros de un cajero automático.

La morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros (EFC) que operan en España subió dos centésimas en agosto respecto al mes anterior, su primer repunte este año, y se situó en el 10,95 %, según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España.
Esta pequeña subida se produjo porque, aunque los créditos morosos volvieron a bajar, por vigésimo primer mes consecutivo, el saldo total del crédito lo hizo con mayor intensidad, ya que pasó de los 1,344 billones de euros de julio a 1,331 billones en agosto.
En concreto, el saldo de los créditos morosos del total del sector bajó a 145.909 millones de euros a cierre de agosto, 986 millones menos que un mes antes.
En comparación con los datos del mismo mes del año pasado, la morosidad de la banca española se redujo en 2,3 puntos, ya que en agosto de 2014 se situaba en el 13,25 %.
Por la misma razón, la morosidad de los bancos, cajas y cooperativas, cuyas cifras se publican agregadas y separadas de las correspondientes a los EFC, también se elevó ligeramente en agosto, al 11 %, desde el 10,97 % del mes anterior.
En este caso también se registraron caídas en el saldo de dudosos, que se redujeron a 141.076 millones desde los 142.013 millones del mes previo.
Asimismo, las familias y empresas radicadas en España continuaron un mes más con el desendeudamiento, ya que el volumen de crédito que tenían concedido a finales de agosto los tres tipos de entidades se situó en 1.282 billones de euros, frente a los 1,294 billones de julio.
En el caso de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), la tasa de morosidad se mantuvo estable en agosto por tercer mes consecutivo, ya que continuó en el 9,15 %.
La cartera crediticia de estas entidades, que se dedican sobre todo a la financiación de bienes de consumo, disminuyó a 35.769 millones desde los 36.363 millones de julio, lo que pudo deberse al carácter más bien vacacional del mes de agosto, por lo que las decisiones de compra quedarían aplazadas.
En este caso, los impagos también bajaron hasta 3.272 millones, desde los 3.326 millones de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook