CDC ve persecución política a Mas para descabalgarle tras ganar en las urnas

30.09.2015 | 11:24
El portavoz de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) en el Congreso, Pere Macías.
El portavoz de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) en el Congreso, Pere Macías.

El portavoz de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), Pere Macías, ha considerado hoy que detrás de la citación judicial del presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, dos días después del 27S, hay una persecución política para descabalgar a quien ha ganado en las urnas.
Macías, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, se refería así a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de citar a declarar como imputado a Mas el próximo 15 de octubre por convocar la consulta alternativa del 9N, tras la que ha denunciado que las instituciones del Estado "no gozan de buena calidad democrática".
"Cuando se quiere descabalgar a alguien que ha ganado en las urnas por estos procedimientos no suena a democracia de calidad", ha dicho Macías que considera que después de las elecciones catalanes del domingo lo que debería haber ocurrido es que se hubiera citado a Mas a "dialogar sobre el conflicto entre Catalunya y España" en lugar de que le cite un tribunal de Justicia.
El portavoz de Convergencia ha defendido la convocatoria de la consulta no vinculante del 9N del pasado año, en la que pudieron participar -ha recordado- dos millones y medio de ciudadanos que expresaron su opinión "libre, democrática y cívicamente" y que, en su opinión, ahora tendrían que ser también imputados con Mas.
"Por este camino de la judicialización de la política y de un conflicto es obvio que no se va a resolver nada", ha advertido Macias tras insistir en que la imputación de Mas demuestra el "agotamiento de un modelo de Estado y de una forma de gobernar" que no da valor de la política y la quiere "subvertir a través de perseguir judicialmente a quienes disienten.
Tras defender que fomentar la participación de los ciudadanos "no es un delito en un régimen democrático", ha recordado que fue el Gobierno, a través de la Fiscalía General del Estado, el que decidió llevar a Mas a los tribunales pese a que los fiscales de Catalunya se oponían. "Esto lógicamente es una respuesta política utilizando unos instrumentos jurídicos", ha insistido.
En cualquier caso, no cree que la imputación de Mas, que ha calificado como un "hecho manifiestamente injusto", le perjudique políticamente, sino al contrario.
A su juicio, avala aún más la necesidad de contar en Catalunya con un Estado abierto, dialogante y con calidad democrática. "Esto le da muchísima más razón a Artur Mas", ha asegurado Macías, quien también se ha referido a las conversaciones entre Convergencia y la CUP de cara a la conformación del nuevo Gobierno catalán.
Macías ha recordado que quien ha ganado las elecciones es Junts pel Si y, por tanto, su hoja de ruta es la que debe mantenerse.
Sobre las advertencias del expresidente José María Aznar al PP tras los resultados del 27S, Macías ha reconocido que, aunque no es "aznarista", su "lucidez a veces resulta espectacular".
Por su parte, el portavoz adjunto de Unió en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, ha defendido la presunción de inocencia de Mas y de la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsejera Irene Regau -también citadas por el tribunal-, quienes en su "opinión personal" no incurrieron en un delito de desobediencia, por lo que tiene "claro que los tres son totalmente inocentes".
El representante de Unió también ha sostenido que la respuesta al problema catalán "debe ser una respuesta política en mayúscula, no debe ser los tribunales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook