Rabell alerta de un escenario que puede llevar a una fractura social y política

28.09.2015 | 18:51
Rabell alerta de un escenario que puede llevar a una fractura social y política
Rabell alerta de un escenario que puede llevar a una fractura social y política

El candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, ha alertado hoy de que los resultados electorales pueden dibujar "un escenario peligroso de fractura social y política" si Junts pel Sí configura un gobierno "neoliberal" y Ciudadanos hace una oposición de derechas "en términos identitarios".
En rueda de prensa, Rabell ha descartado que Sí que es Pot apoye un gobierno, "esté o no esté Artur Mas", con consellers de CDC y ha dicho que es responsabilidad de Junts pel Sí "formar o intentar formar gobierno", y a partir de ahí "que cada uno aguante su vela".
"Quien ha ganado las elecciones tiene la responsabilidad de formar gobierno. Que se espabilen y asuman su responsabilidad. Ya se lo harán", ha dicho el candidato de Sí que es Pot.
Rabell ha asegurado que, pese a no haber conseguido el resultado esperado en las elecciones, el proyecto de Catalunya Sí que es Pot, formado por Podemos, ICV, EUiA y Equo, se mantendrá para presentarse juntos a las elecciones generales.
El ex líder vecinal, que ha explicado que no ha recibido ninguna llamada de ninguno de los otros candidatos, ha afirmado que, aunque ha ganado "la propuesta política para reconducir un gobierno de CDC en la Generalitat, con Artur Mas al frente, esta lista no ha ganado el plebiscito porque no ha conseguido el 50%" de los votos.
Rabell, partidario de celebrar un referéndum pactado y con reconocimiento internacional, ha criticado que Junts pel Sí haya "roto lo que era hasta ahora una mayoría a favor del derecho a decidir que concitaba el apoyo del 80% de la sociedad, dando por amortizada esta vía e intentando resolverlo en términos plebiscitarios".
"Esta huida hacia adelante nos sitúa en un escenario peligroso de una fractura política y social del país, porque la mayoría de escaños se sitúa en un terreno que no puede sacar adelante su propuesta y aparece una oposición política de derechas, como Ciudadanos, que ha recibido el apoyo de sectores populares, y puede hacer una oposición identitaria mientras la situación de las clases sociales se agrava", ha alertado Rabell.

Conflictividad
Según Rabell, la situación puede derivar "en una conflictividad que cristalice en torno a banderas identitarias".
El presidenciable de Sí que es Pot ha afirmado que su grupo entrará en el Parlament con la intención de "recomponer la mayoría natural a favor del derecho a decidir que es la única que puede desencallar esta situación", aunque no se ve legitimado para postularse a la presidencia de la Generalitat dado que no ha podido entrar en la cámara "con una fuerza determinante".
Ha insistido en que puede producirse en el Parlament una "situación de bloqueo político si hay un gobierno conservador de CDC y una oposición de derechas. Ésa sería una situación dramática, muy mala para la sociedad catalana".
Tras insistir en que su propuesta de referéndum "se irá abriendo paso como única salida de sentido común, positiva y factible", Rabell ha subrayado que "ésta es una carrera de fondo" y que la ciudadanía "nos ha dado el mandato de ser una oposición de izquierdas".
"El proyecto de Sí que es Pot es un proyecto político ambicioso a medio y largo plazo para acoger un amplio abanico de las izquierdas transformadoras y del activismo social y tendrá continuidad en las generales, con el compromiso incluso de tener grupo parlamentario catalán propio en el Congreso", ha anunciado Rabell.
El candidato de Sí que es Pot, que no se ha planteado dimitir -"yo no soy un político profesional ni pretendo serlo, sino que lo dejaré cuando mis compañeros me digan que ya no soy útil"-, ha reconocido que su formación "no ha tenido suficiente musculatura para desbordar el planteamiento plebiscitario del sí o no e introducir en el debate las políticas sociales o el balance del gobierno anterior".

Investiduras "raras"
Respecto a otras posibilidades para formar gobierno, Rabell ha dicho: "si Junts pel Sí se quiere deshacer de Artur Mas ya nos lo dirán; si hay un gobierno en el que haya CDC aunque no esté Mas no nos encontrarán, porque no es una oposición personal sino política; y si la CUP quiere hacer investiduras raras ya nos lo dirán. Que nos hagan propuestas concretas, porque son ellos los que han de resolver la situación que han creado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook