Las diez claves de la campaña electoral

26.09.2015 | 04:23

Catalunya cierra la campaña electoral más decisiva de su historia desde la restauración democrática, con los sondeos apuntando a una mayoría independentista pero con todos los escenarios abiertos en función de la participación ciudadana que se produzca el domingo.
Catalunya ha vivido una larga precampaña desde que el presidente de la Generalitat anunciara el pasado enero que habría por segunda vez consecutiva elecciones anticipadas el 27S, si bien los quince días de campaña han reactivado -y tensado- el debate sobre las consecuencias de una hipotética secesión de España.
En este debate no sólo han participado políticos y candidatos, sino que presidentes autonómicos, expresidentes del Gobierno, empresarios, autoridades de órganos oficiales, medios de comunicación, portavoces de la UE, líderes europeos e incluso el propio presidente de EEUU han sido, en algún momento, protagonistas de una campaña singular que ha gravitado sobre estas cuestiones:

1- UNA DIADA ELECTORAL: Jamás una campaña catalana se había solapado con la Diada de Catalunya. La elección por parte de Mas de la fecha electoral implicó que los primeros mítines coincidieran con la manifestación independentista en la que participaron miembros de Junts pel Sí, a excepción de Mas, que hizo una comparecencia institucional al finalizar la movilización. Tanto el Gobierno, el PPC, el PSC y C's acusaron a Mas de convertir esta fiesta en un acto electoral. La campaña también interfirió en la Mercè, la fiesta de Barcelona, con un rifirrafe de banderas tras colocar un edil de ERC una "estelada" en el balcón del Ayuntamiento, lo que llevó a los representantes del PPC a colocar una bandera española.

2- ¿VOTOS O ESCAÑOS?: Tras unas declaraciones de Mas ante periodistas extranjeros se abrió el debate sobre cómo deberán leerse los resultados del 27S, ya que el president deslizó que se abriría un proceso de secesión ganando en escaños, aunque no lo hiciera en votos. El resto de formaciones lo rechaza, incluida la CUP, partidaria de que sea el porcentaje de votos el baremo para medir la fuerza del independentismo. Esta cuestión será clave la noche del domingo.

3- LÍDERES NACIONALES EN CAMPAÑA: El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, han visitado Cataluña en torno a una decena de veces en campaña. También ministros del Gobierno y presidentes autonómicos han apoyado a sus respectivos candidatos catalanes. El líder de C's, Albert Rivera, ha colaborado activamente en los actos de la candidata Inés Arrimadas, mientras que el dirigente de IU Alberto Garzón y el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, han sido protagonistas habituales en la campaña de Catalunya Sí que es Pot.

4- LA MIRADA INTERNACIONAL: La canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro británico David Cameron y el presidente de EE.UU., Barack Obama, han abogado durante esta campaña por una España unida.

5- LA UNIÓN EUROPEA: Buena parte de la campaña ha girado sobre si Catalunya saldría de la UE en caso de independizarse de España. La CE, a través de su portavoz Margaritis Schinas, dijo que si Cataluña se independizase dejaría de ser parte de la UE y pasaría a ser un tercer país fuera del club comunitario. La CE fue objeto de controversia al reconocer una discrepancia entre las dos versiones lingüísticas de la respuesta de su presidente, Jean-Claude Juncker, sobre una hipotética declaración unilateral de independencia de Catalunya, si bien siempre se ha remitido a los tratados que avisan de que si parte de un Estado deviene independiente pasa a ser un tercero ante la UE y se le dejan de aplicar los tratados comunitarios.

6- LA CAMPAÑA DE LOS DEBATES: Nunca hubo más debates en una campaña catalana. Hasta cerca de una decena de veces, incluyendo debates televisivos, radiofónicos y de medios escritos, las diferentes candidaturas confrontaron sus proyectos. Eso sí, no siempre fueron los cabezas de cartel quienes lo hicieron -especialmente en la candidatura de Junts pel Sí- y en ninguno de estos debates intervino Artur Mas, que aspira a ser de nuevo presidente de la Generalitat. También hubo un cara a cara televisado entre el ministro de Exteriores, José Manuel García- Margallo, y el número 5 por Junts pel Sí Oriol Junqueras (ERC).

7- LA VOZ DE LOS EMPRESARIOS: Apenas ha habido entidad empresarial que se quedara al margen. Las patronal catalana Foment, la CEOE, el Círculo de Empresarios, la Cámara de Comercio de España y empresas como Pronovias, Almirall o Telefónica advirtieron sobre los riesgos económicos derivados de una hipotética independencia. Por su parte, el Círculo de Economía rechazó decisiones unilaterales pero defendió una consulta "específica", "legal" y "acordada" si había mayoría soberanista el 27S. Por su parte, las fuerzas soberanistas arremetieron o relativizaron estas voces empresariales y apelaron a las cámaras de comercio catalanas y a las pequeñas patronales, como Pimec y Cecot, que respaldaron en un acto el derecho de Catalunya a decidir su futuro político.

8- Y LA DE LOS EXPOLÍTICOS QUE ESTUVIERON EN PRIMERA LÍNEA: La intensidad de esta campaña ha devuelto al primer plano a expolíticos que tuvieron altas responsabilidades en España y Europa. Uno de los más activos ha sido el exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, quien cuestionó las cifras de déficit fiscal esgrimidas por el independentismo y aseguró que una Cataluña independiente no sería reconocida internacionalmente. El también exministro del PSOE y exrepresentante de la Política Exterior de la UE Javier Solana, dijo que Europa "no puede aceptar" secesiones unilaterales.
Asimismo veinticinco exministros de UCD, PSOE y PP suscribieron un manifiesto en el que abogaban por abrir un "riguroso análisis" sobre si la "singularidad" de Catalunya está siendo "reconocida y valorada de manera justa", pero con el límite de que cualquier reforma sea compatible "con el proyecto común que es España".

8- LA BANCA HABLÓ: Por primera vez la patronal bancaria se pronunció en unas elecciones autonómicas, y lo hizo para advertir de que si Catalunya opta por la independencia los bancos reconsiderarán su implantación en esta comunidad, porque entiende que el sector financiero se vería obligado a afrontar graves problemas de inseguridad jurídica por la exclusión de la UE y del euro. Asimismo, el gobernador del Banco de España, Luís María Linde, avisó de una posibilidad de "corralito" en una Catalunya independiente, si bien posteriormente matizó que, aunque este riesgo existe, lo ve "altamente improbable".

9- LA SOMBRA DE LAS GENERALES: Oficialmente no hay fecha, pero el 20 de diciembre está marcado en rojo en los calendarios de todas las formaciones que concurren a las elecciones catalanas. Y es que, si se cumplen los pronósticos, en diciembre España celebrará elecciones generales y Catalunya volverá a ser objeto de debate. Aunque formalmente estamos ante unas elecciones autonómicas, cuestiones de Estado como una posible reforma constitucional, el sistema de financiación autonómico, el futuro de las pensiones o la nacionalidad española han estado a la orden del día en la agenda electoral.

10- LA PARTICIPACIÓN Y EL VOTO METROPOLITANO: Si algo une a las formaciones que concurren en estas elecciones es la convicción de que el grado de participación en las urnas será decisivo este 27S. Dando por hecho que el electorado independentista está ya movilizado, buena parte de los esfuerzos de los partidos no soberanistas se ha centrado en movilizar especialmente al electorado del área metropolitana de Barcelona, históricamente menos activo en unas autonómicas que en unas generales. Una participación por encima del 70 % podría aflorar un voto difícil de detectar en los sondeos y abrir nuevos escenarios, por lo que la participación, más que nunca, será decisiva cuando se recuenten las papeletas el próximo domingo por la noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook