Desarrollan un proyecto que permite mover coches de Scalextric con la mente

07.09.2015 | 19:02

Dos alumnos de La Salle-Universidad Ramon Llull de Barcelona han desarrollado un proyecto que permite mover coches de Scalextric mediante la concentración mental de los usuarios.

Los alumnos, Enrique Bernalte y Ernest Obach, han presentado un proyecto final del grado multimedia que mide la capacidad de concentración de los usuarios a través de unos cascos neuronales.

El proyecto, en colaboración con Richard Hebert, director de la empresa Bloom, se llama 'NeuroScalextric' y tiene la función de poder controlar y mover coches en un circuito de Scalextric a través de la mente y la concentración.

El proyecto consiste en utilizar una aplicación de móvil para recibir información de las ondas cerebrales enviadas por un casco neuronal.

Los datos se envían a través de wifi a un circuito electrónico diseñado para luego poder transmitir los datos al circuito Scalextric.

Así, los usuarios pueden controlar los coches del circuito con su mente y, a más concentración, mayor velocidad tomará el coche y al revés.

Según ha informado La Salle-URV, también es posible dar un impulso al coche a través de un parpadeo voluntario por parte del usuario.

"El objetivo principal del proyecto es promover entre el público general el campo de la neurociencia, ya que sus utilidades son poco conocidas por la mayoría de personas, y también investigar más sobre la tecnología 'neuroheadset' y crear interfaces con Smartphone y no con ordenador", han explicado los impulsores del proyecto.

El objetivo final es también poder llevar NeuroScalextric al mercado como producto de bajo coste para que todo tipo de personas puedan utilizarlo de forma fácil.

El cerebro humano está formado por neuronas que transmiten señales eléctricas, que pueden ser detectadas y externalizadas a través de un dispositivo neuronal (casco) formado por sensores que leen algunas de las ondas cerebrales.

Para llevar a cabo el proyecto los dos alumnos probaron dos tipos de cascos neuronales: el primero EPOC, de la compañía estadounidense-australiana Emotiv, que tiene 14 electrodos (potencia superior a otros cascos), pero los usuarios deben entrenarlo para que funcione, y el 'Neurosky Mindwave Mobile', que es mucho más simple y cuya lectura del encefalograma es limitada.

Para 'NeuroScalextric' se optó por el segundo, ya que no necesita entrenamiento previo.

En este caso, el casco tiene dos sensores, uno conectado a la oreja y el otro a la frente, que reconocen las órdenes del cerebro.

'Neuroscalextric' también es un proyecto con una vertiente educativa, ya que permite entrenar y aumentar la capacidad de concentración de los adultos y ayuda a los niños a aprender a concentrarse a través del juego, según La Salle-URV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook