Turistas y curiosos buscan las primeras imágenes del rodaje de "Juego de Tronos" en Girona

03.09.2015 | 19:02
Algunos de los extras se dirigen al rodaje protegiéndose de la lluvia
Algunos de los extras se dirigen al rodaje protegiéndose de la lluvia

Las primeras horas de rodaje en Girona de "Juego de Tronos", la exitosa serie de la cadena estadounidense HBO, han despertado el interés de los turistas, de las cámaras de gran cantidad de medios de comunicación y de curiosos llegados desde diferentes localidades.
Desde hoy y hasta el día 16, Girona será un gran plató convertido en parte de una de las ciudades de los siete reinos de "Juego de Tronos", que rueda la sexta temporada.
Este rodaje ha tenido una muy buena acogida tanto por los seguidores de esta serie, seguida por millones de telespectadores en todo el mundo, como por los que ignoraban de su existencia hasta llegar a esta ciudad catalana.
Decenas de miembros del equipo técnico, más de medio centenar de extras y turistas, curiosos y periodistas, han coincidido en el Barri Vell, unos como parte de este mundo fantástico y otros en busca de una foto o de la visión de uno de los protagonistas de esta serie ambientada en la Edad Media.

Los extras se estrenaban
Sobre las 09:00 horas, la mayoría de los extras que hoy estrenaban su papel han subido la escalinata de la Catedral para acercarse a la parte trasera, donde se rodaban las primeras escenas.
También ha sido en este momento en el que se ha podido ver a los creadores de "Juego de Tronos", David Benioff y D. B. Weiss, a los pies del templo, y un coche negro que, según algunos fans de la serie, trasladaba a una de sus jóvenes protagonistas, Arya Stark.
A pesar de la lluvia que ha caído en algunos momentos, el rodaje no se ha detenido, y los extras que no actuaban se han dirigido a pie, bajo los paraguas, hacia la Casa Pastors, la antigua Audiencia Provincial, que está habilitada como parte de la logística.

Secretismo
El secretismo del rodaje es absoluto: ni los extras ni el personal contratado por la productora pueden hablar de la serie, bajo riesgo de rescisión del contrato.
Lonas negras y vallas protegidas por vigilantes contratados por la productora impiden en todo momento que se pueda ni siquiera intuir alguna de las secuencias de esta sexta temporada, que se ruedan este jueves detrás de la Catedral y en el pasaje que lleva a la Iglesia de Sant Fèlix.
A pesar de ello, fans de la serie de Girona y de otras localidades se han acercado al Barri Vell para ver si tenían suerte y podían ver algún momento del rodaje o a alguno de los protagonistas.
Los turistas que conocían la serie se han mostrado encantados de coincidir con el rodaje, y algunos que lo desconocían han indicado que ahora quizás la verán para buscar entre las secuencias escenarios por los que ellos también han paseado durante su visita a la capital gerundense.
El aterrizaje de HBO en Girona ha generado ciertas incidencias en el tráfico y en los accesos a el Barri Vell, en el que están ubicados la media docena de espacios donde se rodarán tomas de la serie.
Hasta el momento, según han informado desde el consistorio, han sido acreditadas 1.682 personas que viven o trabajan en el Barri Vell y 626 vehículos para que puedan acceder a la zona.

Promoción internacional
El Ayuntamiento de Girona ve en este rodaje una promoción a nivel internacional que está convencido de que tendrá un impacto económico tanto a corto como a largo plazo.
En las últimas dos semanas, un total de 11.670 personas se han interesado por este rodaje en la web del Consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook