Rajoy abre su precampaña situando al PSOE como el "único problema" ante el futuro

30.08.2015 | 17:53
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto del partido celebrado en Soutomaior
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto del partido celebrado en Soutomaior

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha iniciado hoy el curso político y su precampaña para las generales arremetiendo contra el PSOE y avisando de que el partido de Pedro Sánchez es "el único problema" en "el horizonte" que puede minar la recuperación de España.
Rajoy ha dejado claro así, en el mitin de Soutomaior, que los socialistas son el principal enemigo a batir en los próximos comicios, aunque también ha advertido de que "lo peor" que le puede ocurrir a España "es esa coalición que algunos ya están preparando contra quien va a ganar las elecciones", en clara alusión a un pacto entre PSOE y a Podemos frente a una eventual victoria del PP.
El jefe del Ejecutivo ha dado en el tradicional mitin gallego el pistoletazo de salida de un curso político y un final de legislatura que, según ha prometido, no será "un tiempo de descuento", sino "de juego", porque su Gobierno seguirá tomando medidas.
No se ha olvidado de otro de los "retos" que aguardan, las elecciones catalanas. A menos de un mes de esa cita, ha insistido en que seguirá defendiendo la unidad de España y ha hecho una advertencia: "No vamos a dejar que nadie convierta a españoles en extranjeros".
Los mayores reproches de Rajoy se los ha llevado, en este arranque del curso, el Partido Socialista.
Así, ha insistido en que sólo la "estabilidad política" que puede garantizar su partido hará posible consolidar la recuperación, y ha señalado que "el único problema en el horizonte es la deriva del PSOE hacia la radicalización y el extremismo".
También ha criticado el "desconcierto" que están provocando los socialistas hacia la cuestión catalana o su "apuesta" por una coalición con partidos "extremistas y radicales", así como por "querer cambiar todo lo que se ha hecho y ha funcionado".
Y una vez más ha aludido a la posible coalición entre los socialistas y Podemos, que en su opinión "ya se está preparando", y que tendrá como único fin impedir al PP gobernar aunque gane las elecciones.
Por eso ha pedido ante los militantes gallegos de su partido trabajar hasta el final para conseguir la confianza suficiente de los ciudadanos, y ha asegurado que el PP concurrirá a las generales "con humildad" y explicando su gestión, con medidas "necesarias e imprescindibles" que han hecho posible la recuperación.
Una recuperación que, no obstante, tiene que consolidarse, y para ello, ha dicho, España necesita "al menos cuatro años más" de Gobierno del PP.
"No podemos volver atrás, hay que seguir el camino iniciado, que se ha demostrado es el eficaz" y "el que le conviene a los españoles", ha dicho el jefe del Ejecutivo, para quien el país ha "dejado atrás la desesperanza, el miedo al futuro, la oscuridad y los túneles sin final".
Por su parte, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha puesto en valor el esfuerzo que ha hecho el PP por renovarse tras las elecciones municipales y ha asegurado que este partido ha sido el único que ha escuchado lo que dijeron las urnas.
El PP, ha dicho Feijóo, es "el único" que "espabiló" tras las municipales y "se fijó más en los votos que perdió" reaccionando en consecuencia, mientras otros, que también han perdido numerosos apoyos, se dedicaban a pactar los gobiernos "en los despachos" para echar a los populares y después se "dormían en los laureles".
Por eso ha vaticinado el liderazgo efímero de Pedro Sánchez al frente del PSOE y de José Ramón Gómez Besteiro en el PSdeG, y ha augurado una nueva victoria para su partido en las generales.
Todo en un mitin que por noveno año consecutivo se ha celebrado en el castillo de la localidad pontevedresa de Soutomaior, aunque es posible los populares no puedan repetir el año que viene en este enclave.
Y es que el partido recibió ayer una carta de la Diputación de Pontevedra -presidida por los socialistas- en la que se le advierte de que éste será el último año en el que puede hacer uso del castillo, una cuestión que ha sido motivo de crítica por parte de todos los intervinientes en el acto.
Pese a ello, Núñez Feijóo ha vaticinado que los populares volverán a estar en este lugar dentro de un año, con Rajoy de nuevo como presidente del Gobierno, mientras este último ha bromeado sobre los términos en que se ha redactado "la misiva", que la hacen "nula", y por lo tanto también ha prometido volver a Soutomaior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook