Jané defiende actuación de los Mossos en Salou

26.08.2015 | 17:49
Jordi Jané junto a Albert Batlle.
Jordi Jané junto a Albert Batlle.

El conseller Interior, Jordi Jané, ha defendido la actuación de los Mossos d'Esquadra en Salou (Tarragona) y ha reclamado "plena confianza" en la versión policial para evitar que relatos que no se ajusten a la realidad, como los de algunos amigos del mantero fallecido, ayuden a propagar disturbios.
En una comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament, Jané ha lamentado la muerte del mantero y ha insistido en defender la actuación de los Mossos d'Esquadra el pasado 11 de agosto en Salou, ya que está convencido que los agentes "hicieron bien" su trabajo y que la operación fue "adecuada" y se rigió por los principios de oportunidad, proporcionalidad y congruencia.
Jané ha avalado la versión esgrimida por los Mossos d'Esquadra desde el primer momento, acreditada por los testigos que han comparecido ante el juez, en el sentido de que el mantero Mor Sylla, de 50 años y origen senegalés, cayó del balcón de su piso sin que le tocara ningún agente, al resbalar cuando supuestamente trataba de huir por el balcón de una redada policial contra un grupo que importaba productos para el "top manta".
El conseller ha apuntado que su departamento nunca dio "credibilidad" a los testigos que "se apartaron de la verdad" e hicieron declaraciones a las cámaras dudando de la versión oficial y atribuyendo la muerte del "mantero" a la actuación policial, con el objetivo, a su juicio, de "encender" los ánimos en contra de los Mossos d'Esquadra.
"Muchas veces se intenta equiparar: el conseller de Interior dice esto y esta persona -un delincuente de dentro del piso- dice esto, como si fuera equiparable. Pido plena confianza al cuerpo de los Mossos", ha reiterado Jané, que ha recordado que un compañero de piso de la víctima afirmó a los medios que los mossos habían forcejeado con el mantero y luego ante el juez se retractó y reconoció que no había visto nada.

"Plena confianza"
Por este motivo, ha insistido en reclamar "plena confianza" cuando los cuerpos de seguridad explican "como han ido las cosas". "Tengo que lamentar que todas las explicaciones (de versiones contrapuestas) no ayudaron nada a frenar los alborotos", ha subrayado Jané.
El conseller ha recordado que la redada fue "sorpresiva y simultánea" en tres pisos de Salou, en uno de los cuales uno de los manteros huyó por la ventana, aunque pudo ser detenido en el patio de luces, por lo que deducen que Mor Sylla también intentó huir por el balcón cuando detectó la irrupción policial en su piso.
Jané ha explicado que pudo hablar directamente con la agente de los Mossos que más cerca estuvo de Mor Sylla, que le contó que se dirigió hacia su habitación y, cuando vio al mantero en el balcón, sólo tuvo tiempo de decirle "no te tires, no te tires", aunque no le pudo alcanzar para evitar que resbalara y cayera.
"Esto es lo que ella me explica, y yo le doy absoluta veracidad", ha remarcado Jané, que ha insistido que los Mossos d'Esquadra "hicieron bien su trabajo" en la redada de Salou y a la hora de afrontar los disturbios posteriores.

La vía de la mediación
El conseller ha indicado que podía entender la "indignación" que provocó la muerte del mantero entre los compañeros de la víctima, aunque ha afirmado que los incidentes posteriores, en los que causaron daños a vehículos policiales, al mobiliario urbano y cortaron durante horas la vía del tren, no se pueden tolerar.
Jané ha defendido la apuesta del comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, de agotar la vía de la mediación, ante el riesgo de que una intervención de la policía para acabar con la ocupación de las vías tuviera un efecto contrario y creara una situación peor, con un "efecto llamada" entre los manteros para hacer más grande la protesta "con la versión que se les daba de que (la muerte de Mor Sylla) era culpa de los Mossos", ya que aseguraban incluso que le habían empujado.
Por este motivo, ha defendido que, para pacificar la situación y potenciar la mediación, también se acordó abordar con la mayor rapidez posible las diligencias policiales para que los doce detenidos en la redada contra la red de importación de productos del "top manta" -y uno que fue detenido en los disturbios- quedaran en libertad cuanto antes.
Jané ha celebrado que, cuando los detenidos abandonaron la comisaría, pasadas las nueve de la noche, la situación se pacificó. No obstante, ha desvelado que ya tenían previsto que no iban a permitir que el corte de la vía se prolongara al día siguiente, por lo que habían enviado 24 equipos y 150 agentes antidisturbios para intervenir, aunque no fue necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook