Una grave cogida

20.08.2015 | 04:20
Una grave cogida
Una grave cogida

El torero Saul Jiménez Fortes, que sufrió ayer una cornada muy grave en el cuello en la plaza de toros de Vitigudino (Salamanca), se encuentra estable pero continúa grave, según el último parte médico.
El diestro continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico Universitario de Salamanca donde fue operado ayer durante cuatro horas y donde se prevé que continúe varios días.
El apoderado de Jiménez Fortes, Nemesio Matías, ha explicado a Efe que el pitón entró por debajo de la barbilla y le afectó gravemente la lengua, la región nasal y le ha destrozado el paladar, además de llegarle hasta la base del cráneo.
Fortes resultó cogido al recibir de rodillas con el capote a su primer todo, de la ganadería de Orive, del festejo celebrado ayer en la localidad salmantina de Vitigudino. El astado le arrolló contra las tablas, metiéndole el pitón por el cuello, levantándole hacia arriba y provocando una importante hemorragia.
El torero fue estabilizado en la enfermería de la plaza, y fue trasladado de urgencia a Salamanca, donde ha sido intervenido desde las 22.30 horas hasta casi las tres de la madrugada
A lo largo de la mañana de hoy, Jiménez Fortes ha estado acompañado por su familia y por miembros de su cuadrilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook