Los impuestos aportaron 4.763 millones menos de lo previsto en 2014