La pareja de Castelldefels discutía a gritos pero la mujer no denunció al marido

06.08.2015 | 17:00
Interior de la vivienda de Castelldefels donde ayer fueron hallados los cadáveres de una pareja y sus dos hijos
Interior de la vivienda de Castelldefels donde ayer fueron hallados los cadáveres de una pareja y sus dos hijos

El hombre que anoche mató a su esposa y a sus dos hijos y se suicidó en Castelldefels (Barcelona) mantenía discusiones a gritos con la mujer, hasta el punto que los Mossos y la Policía Local habían acudido en ocasiones al domicilio alertados por los vecinos, pese a que no consta que ella le denunciara.
Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el hombre, de 61 años de edad, mató anoche de un tiro a su esposa, de 45, a su hijo, de 12, y a su hija, de 7, y posteriormente se suicidó en su casa de Castelldefels, población que ha decretado tres días de duelo.
Las mismas fuentes han indicado que la pareja mantenía acaloradas discusiones, a gritos, lo que llevó a algunos vecinos a avisar a los Mossos d'Esquadra y a la Policía Local de Castelldefels, que en alguna ocasión llegaron a acudir al domicilio.
Sin embargo, no consta que haya ningún proceso abierto contra el hombre por violencia machista por una denuncia de su mujer, según las mismas fuentes.
El matrimonio y sus hijos eran de nacionalidad española, si bien el hombre, que había estado casado anteriormente con otra mujer, era de origen uruguayo, y su esposa era de origen bielorruso.
Los Mossos d'Esquadra mantienen una investigación para aclarar los motivos que llevaron al hombre a matar con arma de fuego a los dos hijos de su actual pareja y a su esposa y posteriormente a suicidarse.
Los agentes también tratan de descubrir de dónde sacó el hombre el arma de fuego con el que cometió el crimen. El juez que investiga el caso ha ordenado el secreto del sumario.
El ayuntamiento de Castelldefels ha decretado hoy tres días de luto, un minuto de silencio y ha decidido celebrar un pleno extraordinario como repulsa por el crimen de anoche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook