Preocupación empresarial por el impacto económico tras el 27-S

30.07.2015 | 04:20
Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona.
Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, reconoció ayer la "preocupación" del empresariado por el impacto que el proceso soberanista puede tener en la economía, y pidió a las formaciones que concurran a las elecciones del 27 de septiembre que concreten su programa económico.
"Existe una preocupación importante por parte de algunas empresas sobre el resultado económico de estos procesos electorales", afirmó Valls durante la presentación del último informe de coyuntura de la entidad, que eleva del 2,7 al 3 % la previsión de crecimiento del PIB catalán para este año.

Valls explicó que aún está esperando que las distintas formaciones que tienen previsto presentarse a las elecciones del 27S realicen unas propuestas económicas "claras" y que expliquen los efectos que pueden tener sus programas políticos en la economía de Cataluña.

"Esto se tendría que producir a lo largo de las próximas semanas, pero es un aspecto que consideramos fundamental", subrayó Valls, que considera que el proceso soberanista "evidentemente" tendrá unas consecuencias económicas y que "los costes de la transición presentan muchas incógnitas".
El responsable de Estudios Económicos de la Cambra, Joan Ramon Rovira, remarcó que "hay mucho más en la economía que la independencia" y que es necesario que las candidaturas que concurran al 27S expongan sus propuestas en materias como cómo crear más empleo, las infraestructuras o la regulación.

El pib crece
Este informe fue presentado al mismo momento en el que La Cámara de Comercio de Barcelona revisó al alza su previsión de crecimiento de la economía catalana para este año, que situó en el 3 %, tres décimas más que su cálculo anterior, mientras que rebajó del 3 al 2,8 % su estimación de incremento del PIB en 2016.

"La realidad está superando todos los indicadores y previsiones, la economía va mejor de lo esperado", afirmó Miquel Valls.

Según sus estimaciones, el elemento clave que explica la evolución positiva del PIB, tanto en Cataluña como en España, está siendo la demanda interna, ya que el sector exterior sigue teniendo una aportación negativa. Valls destacó que los datos evidencian que "la recuperación se consolida" e invitan a pensar que el crecimiento de la economía catalana podría ser mejor de lo esperado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook