Un trabajador de 48 años, primera víctima de la ola de calor en Cataluña

23.07.2015 | 04:20
Un termómetro en una calle de la ciudad de Córdoba
Un termómetro en una calle de la ciudad de Córdoba

Un trabajador de 48 años, vecino de Tortosa (Tarragona), ha fallecido a consecuencia de un golpe de calor, con lo que se convierte en la primera víctima de las altas temperaturas que afectan a Cataluña durante este mes de julio.
Según han explicado a Efe fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat, el hombre habría estado trabajando a pleno sol e ingresó el pasado día 14 en el hospital Verge de la Cinta de Tortosa con temperatura elevada y los síntomas de un golpe de calor, y acabó falleciendo.
La muerte se conoció ayer, el mismo día en que el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) había dado por finalizada técnicamente la segunda ola de calor que este mes ha afectado a Cataluña, donde en los primeros días se alcanzaron temperaturas récord de hasta 43 grados.
La primera víctimas mortal de la ola de calor era un hombre muy conocido en la capital de la comarca del Bajo Ebro, Tortosa, ya que trabajaba de conserje en las instalaciones deportivas municipales desde hacia 20 años.
Pese a que técnicamente la ola de calor se ha dado por finalizada, el Departamento de Salud continúa recomendando tomar precauciones, no exponerse al sol en las horas de más radiación, hidratarse convenientemente y evitar hacer ejercicio en las horas de más insolación.
Según el Servicio Meteorológico de Cataluña, en Tortosa se alcanzaron ayer los 33,4 grados de temperatura, aunque fue más elevada en días anteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook