Una veintena de detenidos de una red china que traficaba con personas

02.07.2015 | 07:19
Una agente de la Guardia Civil custodia a una de las detenidas
Una agente de la Guardia Civil custodia a una de las detenidas

La Guardia Civil ha detenido hoy al menos a 17 personas en una operación en varios puntos de Barcelona, que ha permitido desarticular una red de origen chino dedicada al tráfico de personas que organizaba las rutas para introducir en España a mujeres a las que explotaba sexualmente en pisos-burdeles.
Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, un centenar de agentes de la Guardia Civil han participado en el amplio dispositivo, en el marco de la "Operación Trator", en el que se han registrado de forma simultánea una docena de pisos y se han practicado 17 detenciones, entre ellas de los máximos responsables de la organización.
Paralelamente, la Policía Nacional también está llevando a cabo hoy una operación en Barcelona contra una red de origen chino dedicada al tráfico de personas -aunque sin ninguna vinculación con la organización desarticulada por la Guardia Civil- en la que se ha detenido a una decena de personas, han informado a Efe fuentes cercanas al caso.
En la operación de la Guardia Civil, las detenciones y los registros se han llevado a cabo desde las seis de la mañana en pisos que la organización tenía distribuidos en Barcelona, Badalona (Barcelona) y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), algunos de los cuales funcionaban supuestamente como prostíbulos.
Las fuentes consultadas han subrayado la importancia de esta operación, ya que se trata de una organización muy estructurada y muy organizada en el tráfico de personas, especialmente desde China.
Los detenidos, entre ellos los supuestos cabecillas de la organización, integraban supuestamente una red que se dedicaba a facilitar la inmigración ilegal y a la trata de seres humanos, la falsificación de documentos y el tráfico de drogas, según las mismas fuentes.
En concreto, la red, que se da por desarticulada, se encargaba de organizar las rutas de introducción a España de seres humanos, procedentes en su mayoría de China, por lo que gestionaba la documentación falsa a las inmigrantes.
Una vez en España, la organización explotaba sexualmente a las mujeres, en los pisos burdeles distribuidos en el área de Barcelona, para que saldaran la deuda que habían contraído con ellos para sufragar su traslado a Europa.
En los registros practicados en las viviendas también se ha identificado a varias personas, especialmente mujeres que ejercen la prostitución, según las mismas fuentes.
En algunos casos, en los que las mujeres iban indocumentadas, han sido trasladadas a la comisaría central de la Guardia Civil en Barcelona, en travesera de Gracia, para hacer las gestiones oportunas para acreditar su identidad, según las mismas fuentes.
La investigación de este caso ha ido a cargo de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Barcelona y el servicio de información del instituto armado, con el apoyo de unidades centrales de Madrid y la colaboración de Europol, bajo la dirección del titular del juzgado de instrucción número 21 de Barcelona.
La operación sigue abierta, por lo que no se descarta que pueda haber más detenciones o registros en las próximas horas o días.
Por su parte, en la operación que lleva a cabo la Policía Nacional, también contra una red china de tráfico de personas, se han practicado varios registros y se ha detenido a una decena de personas en el área metropolitana de Barcelona.
Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, esta operación, en la que el juez ha ordenado el secreto del sumario, no tiene ninguna vinculación con la de la Guardia Civil, ya que es una nueva fase en una investigación iniciada hace varios meses en España por la Brigada contra la Trata de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook